El mercado resiste a las lluvias en Argentina

A pesar de las precipitaciones caídas, Chicago operó con subas en soja y maíz

Por
Se registraron lluvias muy buenas en la región centro

Se registraron lluvias muy buenas en la región centro

18deDiciembrede2017a las09:21

La semana arranca con el maíz y la soja operando con pequeñas subas en el mercado de Chicago. El principal factor de seguimiento que es el clima en Argentina ha sido muy favorable para los cultivos este fin de semana. Las lluvias que se registraron fueron muy buenas, tuvimos en la noche del sábado precipitaciones entre 50-75 mm en el sur de la provincia de Santa Fe  donde se necesitaban. Esto es negativo para los precios, aunque hay que tener en cuenta que gran parte se venía descontando en los precios. Lo que hay que sumar es que en el pronóstico tanto de a la 10 como a 15 días se esperan más lluvias con lo cual es de esperar que se den mayores bajas.

Por otro lado el viernes se declararon compras de China hacia EE.UU y también el reporte de molienda para dicho país había sido muy bueno, señal de una demanda que pone límites a las bajas. Sin embargo también se dieron a conocer las proyecciones de Informa Economics para el país del norte para el ciclo 17/18, donde se estima un área de siembra récord para la soja de 36,98 mill de ha, lo que supondría un aumento de área 480 mil ha frente a la campaña anterior. Aunque este dato es más estructural es importante tenerlo en cuenta para la tendencia de precios en el mediano plazo.

Las lluvias en nuestro país también generan un poco de alivio para el maíz de primera que venía registrando en algunas regiones necesidades hídricas. A nivel externo, la noticia proviene por la proyección de área para EE.UU, donde la consultora Informa espera un retroceso de 200 mil ha, a diferencia del USDA que espera un incremento.

Finalmente, el trigo opera con subas mayores a un dólar en el sector externo impulsado por el clima seco en EE.UU que está impidiendo que los cultivos de invierno tengan la cobertura suficiente. Esto podría derivar en problemas de calidad. Además se están reactivando las exportaciones norteamericanas, con la declaración de ventas externas hacia países de África.

Temas en esta nota

Seguí leyendo