CLIMA
Rosario
viernes 19
Estado clima
12° | 26°

Nublado parcial

sábado 20
Estado clima
10° | 20°

Lloviznas aisladas

domingo 21
Estado clima
15° | 25°

Lloviznas aisladas

Interes general

El mantenimiento de aguadas, clave en tiempos de seca

Según especialistas es un tema al que debe darse más prioridad sobre todo en campos extensivos. Ubicación, cantidad y mantenimiento.

Por Lorena Arroyo | Agrofy Agency

  • mantenimiento aguadas clave tiempos seca
    Si bien hay varios factores que inciden en un buen aprovisionamiento de agua, uno de los más importantes es el mantenimiento correcto de aguadas y bebederos a lo largo del año.

Tal como informa el INTA, en meses de altas temperaturas y bajas precipitaciones, como los que atraviesa este periodo estival, el ganado bovino aumenta hasta un 60 % los requerimientos de agua, por lo que es fundamental tener en cuenta el estado de las aguadas.

Si bien hay varios factores que inciden en un buen aprovisionamiento hídrico, uno de los más importantes es el mantenimiento correcto de aguadas y bebederos a lo largo del año, en cada establecimiento.

El ingeniero agrónomo Pablo Bianchini brinda recomendaciones a tener en cuenta en este tema que, de acuerdo a su experiencia, es muy importante sobre todo en campos de cría extensivos:  “No se suele considerar como tema prioritario y al momento de tener problemas se recurre a soluciones de emergencia que pueden ser costosas o a poner en riesgo el abastecimiento”, comenta.

Ubicación y cantidad

“Para que las vacas no caminen mucho tiene que haber suficientes aguadas y deben estar ubicadas en lugares estratégicos, sobre todo en campos con pastizales naturales donde las extensiones son muy grandes”,  afirma el ingeniero, quien especifica: “Lo ideal es que el animal no tenga que caminar más de 500 metros para llegar al acceso al agua”.

En cuanto a la cantidad de tanques australianos, Bianchini recomienda tener “uno cada trescientas hectáreas”.    

Reservas

De acuerdo con el ingeniero, una vaca consume entre 100 y 150 litros de agua por día . “Por ejemplo, para cien animales es importante contar con una capacidad de almacenamiento de quince mil litros de agua”. No obstante, si la fuente de agua es un molino de viento,  según el especialista habría que estimar 300 litros de agua por animal en capacidad de almacenaje, ya que “si hay varios días sin vientos, el mismo se queda sin agua enseguida”.

Una buena conservación

Para conservar el agua obtenida en tanques de almacenamiento y bebederos, el ingeniero recomienda chequear que no contenga pérdidas: “Lo ideal es tener los tanques aislados, y una alternativa económica y eficaz ante pérdidas y filtraciones en tanques australianos de chapa u hormigón son las fundas de polietileno que vienen ya confeccionadas a medida. Otra opción  puede ser el piso de cemento”.

En cuanto a la construcción de los tanques, “una buena alternativa en la actualidad es  comprarlos prefabricados de chapa y armarlos en el campo”, afirma.

A cada vaca su espacio

“Las vacas tienen la costumbre de acercarse a tomar agua todas juntas, por esto hay que considerar el espacio necesario para que puedan beber, ya que si tienen competencia para acceder al bebedero gastan más energía, sobre todo si se trata de superficies o lotes grandes”, cuenta Bianchini, quien recomienda calcular un metro lineal cada veinte vacas aproximadamente en superficies extensivas.

Ubicación de los molinos

En cuanto a los molinos de viento, es fundamental su ubicación. “Un molino debe estar localizado donde haya un buen suministro de viento, es decir, aislado de montes y o cualquier reparo para que su funcionamiento sea lo más óptimo posible”, comenta Bianchini.

Una opción económica que sugiere el ingeniero para cubrir deficiencias de agua cuando el viento no es suficiente o cuando la cantidad de animales es mucha para la oferta de agua disponible son los “bombeadores mecánicos impulsados por energía eléctrica o a combustión”.

Calidad del agua

Es importante reconocer todo lo que sea reservorio de agua natural tales como charcos, lagunas, arroyos, pozos formados de agua natural, siempre y cuando sea con testeo correspondiente previo. Respecto a este último punto,  es importante “analizar el agua en un laboratorio para determinar si su aptitud es para consumo animal”, concluye el asesor.

¡OPINÁ SOBRE ESTA NOTA!

Comentar en foro