CLIMA
Rosario
lunes 10
Estado clima
17° | 34°

Nublado parcial

martes 11
Estado clima
18° | 28°

Lluvia

miércoles 12
Estado clima
20° | 30°

Mejorando

Interes general

Vinos entrerrianos: una actividad en expansión

La producción vitivinícola en la provincia de Entre Ríos crece con fuerza y se posiciona como una alternativa a la región de Cuyo.

Por Rodrigo Bonazzola | Agrofy News

  • vinos entrerrianos actividad expansion

Entre Ríos, una provincia donde la agroindustria es una de las principales actividades, lucha desde 1997 por recuperar lo que en su momento fue un sector clave para la producción.

Durante 60 años estuvo prohibida la producción de vinos, lo que generó un cambio en los planteos de campos que se destinaron a otras actividades.

Hoy, a 81 años de aquella prohibición, Entre Ríos se posiciona como una alternativa a los vinos de la región de Cuyo. Desde el Instituto Nacional Vitivinícola (INV) afirman que la producción de uvas entrerrianas de la campaña anterior con respecto a 2016 creció 11,3 por ciento.

En este sentido, el enólogo y abogado del Instituto Nacional Vitivinícola, Eduardo Delgado destacó a Agrofy News que es un producto nuevo y es lo que se tiene que comunicar al consumidor. Además, afirmó: “Esto no quiere decir que sea mejor o peor, son distintos”.

De esta manera, un terreno diferente al de la región cuyana ofrece otro vino. Delgado comentó que el régimen biológico de la planta es distinto al que tiene en la zonas de producción tradicional, que son las que están en el cordón de la Cordillera de los Andes.

Por su parte, Jesús Vulliez integrante de la Asociación de Vitivinicultores Entrerrianos (AVER) y dueño de la bodega Vulliez-Sermet, mencionó que cada vino es distinto según el terruño y hay muchos factores que influyen en cómo se expresan los vinos.

Como los suelos y el clima juegan un rol fundamental en el desarrollo del producto, las cepas que se cosechan son tintas y blancas. Pero Vulliez comentó que las uvas blancas se asentaron mejor, sobretodo el chardonnay, ya que se cosechan antes y no son alcanzadas por las lluvias de febrero. Al respecto, Delgado comentó que al no existir una variación térmica, la planta no genera la cantidad de azúcar como en otras regiones. De esta manera, los vinos suelen ser más ácidos y no tienen tanta graduación alcohólica.

El clima húmedo del Litoral genera que la planta desarrolle mayor follaje en desmedro del fruto. En este sentido, el enólogo mencionó que los vitivinicultores de Entre Ríos tienen que trabajar mucho más la planta en cuanto al follaje y exposición del sol y  deben realizar más curas de prevención para que no se desarrollen las enfermedades criptogámicas.

De 2003 a la actualidad el incremento de las fincas destinadas a la plantación de viñedos creció. Según datos del INV se desprende que en 2007 la producción de Entre Ríos representó el 1,4 por ciento del total. Luego de 10 años esa cifra pasó al 5,58 por ciento.

Desde AVER afirmaron que en 2010 eran 25 productores y hoy cuentan con más de 60 en toda la provincia. El integrante de la asociación Vulliez mencionó que este grupo de trabajo surgió como una manera de enfrentar problemáticas comunes.

En la actualidad, la provincia cuenta con tres bodegas reconocidas y 8 que realizan vinos artesanales. Las regiones donde esta producción predomina es en los departamentos de Colón y Concordia.  Vulliez resaltó que hay muchos productores que recién empiezan o llevan tres años y todavía no tienen producción. Y añadió: “Estamos alrededor de los cien mil litros. Esto recién comienza”.

En este sentido, Delgado afirmó que desde el INV recibieron un aumento de las consultas para asentar bodegas. Y sentenció: “Tiene que ver con la actividad económica que hace vayan variando los cultivos”.

La pasión y la tradición pudo más que la prohibición

En el siglo XIX, las políticas colonizadoras permitieron que los nuevos pobladores se asienten junto a las vivencias de su tierra natal. Los primeros viñedos se registraron en 1860 en la zona de Colonia y Concordia. En 1895 el departamento Colón se afianzaba con 9 bodegas y una cosecha de 129 toneladas de uva.

En 1890 Entre Ríos superó la producción de vinos de Mendoza y San Juan. Y a principios del siglo XX la provincia incrementó su elaboración en un 700 por ciento. Años más tarde, llegó la desolación a un pueblo que tenía incorporado este cultivo como modo de vida. En 1937 salió la Ley N 12.137 que prohibió la producción vitivinícola y circunscribió esta  actividad a la región de Cuyo.

La provincia debió mirar hacia otra actividad económica por lo que no permitió el desarrollo de la misma. Recién en 1997 se derogó la ley y dejó liberada la producción. En este sentido Vulliez señaló: “ La vitivinicultura es una cuestión pasional”.

Llegó el siglo XXI y el número de fincas destinadas a este cultivo fueron en aumento.  En el año 2000 se cosecharon 17 toneladas de uvas de mesa y desde ese momento no paró de crecer. El propietario de la bodega Vulliez- Sermet expresó: “Nadie se pone a hacer esto para hacer plata, se pone un viñedo por una cuestión pasional y hay que entenderlo desde ese punto de vista”.

vinos entrerrianos actividad expansion

¡OPINÁ SOBRE ESTA NOTA!

Comentar en foro