Nuevos aumentos en los lácteos siguen lejos del valor en el tambo

Las subas de precio al consumo superan el 25 por ciento en los últimos meses, con ajustes semanales que parten del cinco por ciento.

Por |
Para los productores las mejoras rondarían el seis por ciento y aún muchos tamberos quedarían por debajo del promedio de los ocho pesos por litro para septiembre.

Para los productores las mejoras rondarían el seis por ciento y aún muchos tamberos quedarían por debajo del promedio de los ocho pesos por litro para septiembre.

05deOctubrede2018a las09:54

Devaluación, aumento del costo de vida, crecimiento de la desocupación, todas variables que confluyen a repensar los valores del consumo cotidiano. En este panorama los lácteos son esenciales a la hora de hacer la cuenta.

En las últimas semanas los aumentos de los productos en las góndolas treparon entre cinco y diez puntos porcentuales, dependiendo de las empresas y también de cada segmento, jugando esto de manera contradictoria con la contracción de consumo que se viene presentando a medida que la inflación sigue pesando en las billeteras.

En los quesos es donde más se nota la remarcación, ya que los productos de segunda marca parten de los 160 pesos por kilo, con una leve diferencia respecto a las primeras que parten de los 170 pesos, existiendo casos de quesos cremosos con especificidades que ya superan los 350 pesos por kilo.

Entre postres y yogures los ajustes se pueden estimar a partir de los dos pesos por pote.

Los quesos untables ya superan los 40 pesos, mientras que los blancos enteros o descremados rozan los 60 pesos por pote.

En cuanto a las leches la situación es muy variable. En algunos casos se aumentaron hasta tres pesos de un día a otro los valores de los tetra brick, superando los 30 pesos por unidad, sin embargo las ofertas, de marcas puntuales, se pueden conseguir en los supermercados entre 26 y 29 pesos, en general.

En un hipermercado de Paraná, esta semana el ajuste de precios fue de 22 a 26 pesos por litro de una segunda marca, mientras que la primera bajó de 28 a 27,50 pesos. Por lo tanto, caminar, buscar precio y visitar diferentes puntos de venta aplica absolutamente para encontrar la disponibilidad de lotes de ocasión.

Algunas industrias aseguran no haber ido más allá del 25 por ciento de aumento en el año, aunque eso se circunscribe a los últimos meses; y no más allá del 35 por ciento interanual, sin embargo los bolsillos del consumo no dicen lo mismo, a la hora de comprar un mix de lácteos básicos. Se puede inferir entonces que con la remarcación de una semana, se pagará la mejora al productor, que está muy lejos de ser tal.

Respecto al pago a los productores, en estos días están llegando las liquidaciones de la materia prima de septiembre, entendiéndose que el promedio nacional continuará  por debajo de los ocho pesos, a partir de los 7,41 que dejó agosto. Aunque desde algunas empresas se diga que “pagarán muy bien” este mes, con 8,35 o más, aún falta mucho para equiparar los costos. Pérdidas constantes relevadas por el INTA desde principios de año, siguen muy lejos de la expectativa productiva de empatar el 30 por ciento de los valores de góndola, o más aun, de llegar a los 30 centavos de dólar (hoy estarían en 12 pesos por litro), como referencia ideal.

En el caso de La Serenísima ya se anunció una suba del seis por ciento, la cual orienta las decisiones de muchas otras empresas, sobre todo en el pago a productores individuales, por debajo de las condiciones que consiguen los grupos de comercialización.

En cuanto a las exportaciones, se conocieron en las últimas horas los números oficiales que expresan que en los últimos ocho meses los lácteos vendieron 170.266 toneladas al exterior, por un valor total de 519,4 millones de dólares, que promedian un poco más de tres mil dólares por unidad de medida, siendo el 42 por ciento correspondiente a leche entera en polvo. De todas maneras la tendencia de cotización sigue en baja habiéndose dado el martes la novena contracción internacional de valores, a partir de una nueva ronda electrónica de subasta del Global Dairy Trade, con una caída general del 1,9 por ciento, mientras que la LEP se situó en 2.753 dólares por tonelada (-1,2%).

A raíz de esta situación crítica derivada de los precios y la confluencia con las demás variables económicas que generan achiques y cierres de tambos, el próximo jueves 11 habrá manifestaciones activas en la provincia de Buenos Aires.

Con convocatorias a las 10 de la mañana frente a las plantas de La Serenísima en Trenque Lauquen y General Rodríguez, la expresión de los tamberos bonaerenses sumará el apoyo de los santafesinos, a través de la representación de la Mesa de Productores de Leche de Santa Fe y no se descartan más adhesiones en los próximos días.

Mientras se pone fecha a una nueva reunión para avanzar sobre la agenda tambera paralela de nuevos encuentros en la Mesa de Competitividad Lechera, puede ser esta la protesta que logre zanjar diferencias históricas de entidades o provincias y definitivamente empezar a trabajar en conjunto sobre las necesidades del sector primario.

Temas en esta nota

Seguí leyendo