"Conocer el futuro mejora el presente de los productores"

Así se refirió Marcelo Commisso, gerente de Desarrollo de Rofex, acerca del lanzamiento del Mercado a Futuro de la Leche.

Por |
13deNoviembrede2018a las12:31

En la tarde de ayer, Luis Etchevehere encabezó ante la prensa la presentación de un elemento que aporta algún tipo de ordenamiento para el sector lechero.

Mientras los productores que vienen reclamando la institucionalización de los mercados lo miran con reserva por existir puntos pendientes, como una mayor formalización en la liquidación de la lecha, se dio a conocer el esquema de los Mercados a Futuro de la Leche

Ver: La herramienta que permitirá proyectar el precio de la leche

Los mercados MATba y ROFEX, que a fin de año deberán definir su fusión, fueron los que el año pasado comenzaron a  desarrollar un esquema de contrato que pueda determinar la negociación a futuro de la leche cruda, por cinco mil litros cada uno y pudiendo negociarse cuantos contratos sean queridos, se liquida en base al precio mensual que indica el Sistema Integral de Gestión de la Lechería Argentina y lógicamente en referencia al circuito formal de la leche.

Las condiciones fueron debatidas en conjunto, en una mesa técnica con todos los eslabones de la cadena y con la coordinación del entonces Ministerio de Agroindustria.

Consultando a Marcelo Commisso, gerente de Desarrollo de Rofex, se puede intentar dilucidar la gran incógnita del tema.

El Siglea tiene un precio promedio y no de referencia como resulta en otros mercados, no discrimina calidades, ni pone condiciones, aunque informe la composición de la leche que contempla.

“Este es un contrato para hacer cobertura, no es un índice. Se liquida con entrega de leche que negocia la expectativa que va a tener el precio con anticipación. Lo que se intenta es fijar una cobertura en base a la evolución promedio del mercado de leche. No tiene nada que ver con el precio que se pacte en una transacción individual, o lo que reciba mensualmente el productor por parte de la industria a la que remite habitualmente”.

Commisso indicó a Agrofy que en definitiva esta herramienta “permite cubrirse en la suba o baja promedio del mercado lácteo, funcionando de manera parecida al contrato que ya tenemos para ganadería, donde ahí se toma el precio de Liniers”. De todas maneras, el ganado de carne está muy bien delimitado por categoría, no como en este caso de la leche que todo puede terminar siendo un líquido blanco, sin distinción, porque no existe un parámetro de referencia composicional.

La semana anterior la Comisión Nacional de Valores aprobó el contrato, con la anuencia de Agroindustria y supuestamente estaría en marcha el 15 de diciembre próximo, sin embargo desde Rofex reconocen que no habría operaciones sino hasta el primer trimestre de 2019.

Etchevehere explicó ante la prensa ayer que esta herramienta modificará la forma de producir porque "conocer el futuro mejora el presente de los productores, que van a poder simplificar sus costos de producción para adaptarse al mercado, y de los industriales que van a poder comercializar de una manera previsible, firmando contratos a un año o más. Esto sin dudas es una posibilidad de generar empleo, de potenciar el arraigo rural, y de ingresar nuevas divisas por parte del sector". 

Según Commisso puede ser este un aporte más a la transparencia del sector, “sirve para descubrir precio, porque a través de las transacciones del mercado a futuro se permite conocer que podría pasar con los precios hacia adelante, en un mediano plazo”, lógicamente los problemas estructurales del valor de la materia prima no se resuelven con esto, aunque de alguna manera a mayor adopción de este tipo de herramientas formales, puede mejorar la condición en la valuación general.

Temas en esta nota

Seguí leyendo