La agroindustria dice presente en la cumbre del G20

El próximo 30 de noviembre en la Ciudad de Buenos Aires comenzará la Cumbre de Líderes del G20, un encuentro que podría tener distintas implicancias sobre los agronegocios de nuestro país.

Por |
G20: particularmente para el sector agroindustrial, la presidencia argentina contribuyó a que permanezca entre sus prioridades.

G20: particularmente para el sector agroindustrial, la presidencia argentina contribuyó a que permanezca entre sus prioridades.

28deNoviembrede2018a las11:15

El Director de la Fundación Instituto para las Negociaciones Agrícolas Internacionales (INAI), Nelson Illescas, explicó que el hecho de que nuestro país asuma la presidencia del encuentro en 2018 generó que la agroindustria permanezca entre las prioridades del G20.

Esto se debe a que cada uno de los países que toma la presidencia del Grupo plantea los ejes a tratar. Argentina asumió la misma en 2017, siendo el primer país sudamericano en ejercerla.

En esta oportunidad son los ejes son los siguientes:

  • El futuro del trabajo
  • La infraestructura para el desarrollo
  • Un futuro alimentario sostenible

"Sobre esto último, y con el desarrollo de las reuniones, se descubrió que el sector agroinustrial tenía mucho para aportar", comentó Illescas.

En este sentido, el especialista de la Fundación INAI destacó que son muy valiosos los consensos alcanzados no solo en el ámbito del G20, donde participan los gobiernos básicamente, sino también en los grupos de afinidad que representan al sector privado, académico y sociedad civil, como el Business 20 (B20), que reunió a la comunidad empresarial, y el Think 20 (T20), agrupando a los Think Tanks líderes e instituciones de investigación del G20.

Ver también: Cumbre de líderes del G20: 5 cosas que tenés que saber

Tensión comercial

Uno de los ejes del encuentro de líderes del G20 estará en bajar la tensión entre Estados Unidos y China.

En palabras de Illescas, se trata de un conflicto que nos afecta directa e indirectamente: "Si se logra bajar la tensión traería un poco de certidumbre al comercio internacional, evitando caer en un contexto recesivo". De continuar el conflicto ve una potencial caída del comercio a nivel global.

"En un primer momento nuestro país se vio beneficiado por la guerra comercial, pero es una visión cortoplacista", comentó Illescas y agregó: "Podes exportar más poroto a China pero tenes una primarización de la producción". De hecho, para el año próximo las proyecciones de exportación de poroto de soja aumentaron un 200%, mientras que las de harina cayeron un 50%.

Este acercamiento quedará atado a lo que puedan discutir bilateralmente los presidentes de Estados Unidos y China. Concretamente, Donald Trump y Xi Jinping van a compartir una cena con agenda abierta el sábado por la noche en un lugar secreto para evitar problemas de seguridad.

"Del lado chino esta puesta toda la voluntad en generar una baja en la tensión entre ambos países", cometó Illescas al respecto.

Gustavo Idígoras, presidente Ciara-Cec (Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina y Centro Exportador de Cereales), destacó la importancia de este encuentro de Líderes globales: "Tiene una relevancia muy especial teneniendo en cuenta la situación caótica en la que esta el mundo actualmente".

Idígoras considera que la guerra comercial entre Estados Unidos y China está generando muchos efectos distorsivos, particularmente sobre los commodities agrícolas al enfrentar al mayor país productor de soja  con el mayor comprador de este producto a nivel global.

El presidente de Ciara-Cec se mostró optimista sobre las negociaciones entre las dos potencias y planteó dos escenarios:

  • "Esperamos la foto de Trump y Xi Jinping dandose la mano y que esto de comienzo a una etapa de mayor estabilidad global, lo que favorecería a los commodities agrícolas"
  • "Si fracasan los resultados del encuentro vamos a tener un 2019 con una clara tempestad comercial a nivel global, con precios de commodities agrícolas inestables y con tendencia negativa"

Idígoras explicó que un posible acuerdo va a influenciar el precio de Chicago, pero que fundamentalente mejora las condiciones para moler en nuestro país: "Es muy importante para nosotros".

Ver también: Se abre una ventana de 24 días clave para la soja

Negociaciones con el agro como protagonista

Nelson Illescas agregó que además hay que poner en foco distinitas negociaciones que tienen al agro como protagonista y que desde la Fundación INAI vienen siguiendo: "La reunión de Líderes en el marco del G20 otorga el marco propicio para avanzar en estas cuestiones".

En este sentido, destacó las siguientes negociaciones:

China

Hay varios acuerdos que se anunciaron, entre ellos sobre inversiones y servicios. Para el sector agro se busca apertura de mercados de ovinos, porcinos, miel y cerezas.

Estados Unidos

Ya se anunció el ingreso al mercado de este país de la carne argentina. Biodiesel también es importante y se está en proceso de revisión de las medidas compensatorias y antidumping vigentes.

India

Se está profundizando el acuerdo de preferencias fijas que Mercosur e India tienen desde hace más de una década. La idea es incorporar más productos, principalmente del agro.

Union Europea

En curso la negociación con este bloque. Falta el último impulso, político principalmente. De todas formas, es difícil que se anuncie el acuerdo durante la cumbre.

Canadá y México

Con ambos negociando acuerdos comerciales, en el primer caso por medio de Mercosur, en el segundo bilateralmente. Tras la renegociación del NAFTA, ambos países empezaron a buscar nuevos socios comerciales para diversificar destinos y proveedores, ya que están muy concentrados en Estados Unidos.

Harina y biodiésel

Sobre la posibilidad de que argentina le venda harina de soja a China, el presidente de Ciara-Cec comentó: "Va a depender de cómo avance la relación entre Estados Unidos y China. Si hay un acuerdo es probable que la habilitación se dilate por mucho tiempo más".

Illescas agregó que la posibilidad de venderle es tecnicamente posible ya que se logró aprobar los distintos protocolos fitosanitarios: "El tema aquí es si China quiere realmente comprar harina de soja argentina. El gigante asiatico siempre tuvo la postura de comprar poroto para industrializarlo internamente, produciendo aceite para consumo interno y harina para alimentar el ganado".

"En China están cambiando las dietas del ganado, incorporando otros productos como sorgo, maíz. Si comprara harina de soja estariamos ante un cambio de paradigma", agregó Illescas.

Idígoras destacó además la importancia de la reunión de Macri con Trump por el biodiesel. "Tenemos expectativa de que Trump pueda traer un anuncio de que vamos a negociar un acuerdo para que el biodiesel argentino pueda regresar a Estados Unidos".

El titular de Ciara-Cec indicó que la industria de biodiésel actualmente esta parada para la producción para exportación, con el mercado europeo paralizado por una investigación: "En enero la UE podría establecer derechos contra el biocombustible argentino, por eso es fundamental regresar al mercado norteamericano".

Mercosur-UE

Illescas comentó que hubo una reunión en Bruselas la útima semana y que la discusión sigue siendo la misma: "Cuanto más se acerca el acuerdo es más dificil avanzar en los detalles"

Ahora el foco de esta negociación esta en la postura que pueda tomar Brasil: "Temer no esta en condiciones de firmar un acuerdo de esta envergadura y estamos a la espera de la postura de Bolsonaro".

Temas en esta nota

Seguí leyendo