Dolar, tasa de interés e inflación: qué espera el mercado para 2019

Estiman que el tipo de cambio continuará estable y la inflación se reducirá incluso pese a la incertidumbre electoral y debilidades propias de la economía local aún no resueltas.

Por
El Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) muestras que el tipo de cambio e inflación se estabilizarían en 2019.

El Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) muestras que el tipo de cambio e inflación se estabilizarían en 2019.

24deDiciembrede2018a las10:28

Relevamiento del BCRA

Desde CREA compartieron las perspectivas para 2019 que surgen del Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) que realiza el BCRA: "Para el año próximo, el REM estima que el tipo de cambio continuará estable y la inflación se reducirá incluso pese a la incertidumbre electoral y debilidades propias de la economía local aún no resueltas".

Dólar

 

En ese sentido, el relevamiento muestra un tipo de cambio de 48.5 $ x US$ a diciembre del año próximo, 24% superior a los niveles proyectados de diciembre de 2018.

Infación

 

Del lado de la inflación, se estima que los precios subirán 28,6% durante el año próximo.

Así, "el REM proyecta que la tendencia de la inflación a desacelerarse y estabilidad cambiaria, se sostendrán el año próximo a pesar de la presencia de las elecciones", explicaron desde CREA.

Además, vale decir que se estima que el dólar subirá por debajo de los precios de la economía, por lo que, parados a fin de año, la competitividad cambiaria de la economía seria menor a la del cierre de 2018 debido al aumento de los costos en dólares.

De todas formas el 2019 tendrá en promedio una mayor competitividad cambiaria, teniendo en cuenta que el tipo de cambio comenzó 2018 cerca de 20 $ x US$ y alcanzó su pico recién en septiembre.

Tasa de interés

El cumplimiento del objetivo de crecimiento cercano a cero de la base monetaria lleva a sostener tasas de interés record desde el cambio de Gobierno, que incentivan a quedarse en pesos en lugar de posicionarse en dólares, ayudando a mantener la calma cambiaria.

Ahora, para el 2019 el relevamiento del BCRA muestra una tasa del 35% para diciembre de 2019.

Conclusión

En suma, desde CREA señalaron que las variables macroeconómicas muestran en 2018 las consecuencias negativas de la fuerte devaluación, entre las que destacan el aumento de la inflación y la contracción de la economía.

"Entre los factores positivos que pueden rescatarse, destacan que pudo reducirse el déficit fiscal y que adicionalmente se contuvo la inflación sin que esta se espiralice, también la ganancia de competitividad cambiaria es positiva para el sector exportador en general".

Temas en esta nota

Seguí leyendo