Buen manejo estival de las recrías aumenta probabilidades de preñez en próximo entore

Falta bastante para la primavera de 2019, pero es importante tomar medidas ya.

Por |
07deEnerode2019a las16:09

Estamos en pleno verano y hay que pensar en medidas a tomar durante esta estación con las recrías de hembras de los vacunos de carne, si se quiere llegar al próximo entore de la primavera 2019 con vaquillonas ciclando.

Queda suficiente tiempo, pero es importante comenzar a tomar medidas desde ahora, ya que después puede ser tarde y va a resultar más caro corregir algunos problemas, pudiendo haber mayores probabilidades de no lograr los propósitos que nos hayamos planteado.

Debemos tener en cuenta que es importante lograr que estos animales lleguen al principio del servicio con el crecimiento y desarrollo necesarios que les permita estar ciclando y, de ese modo, tengan mayores probabilidades de preñarse temprano.

Si no se logra este objetivo, es perjudicial para el futuro y es uno de los factores que más incidencia tiene en la dispersión de las preñeces/pariciones de los rodeos de cría de nuestro país.

Para lograr el objetivo, las hembras tienen que llegar con pesos mínimos individuales de por lo menos 250 kilos al final del próximo otoño. Este es peso mínimo, por lo que cuanto mayor sea su desarrollo el resultado será mejor.

Debemos tener en cuenta que si llegan a ese momento del año con pesos altos, se garantiza llegar con animales ciclando al inicio del entore, los vientres estarán mejor preparados para el segundo entore y para que tengan un buen primer ternero.

Primero debemos obtener información sobre la situación de esa categoría. Es imperioso saber el peso de los animales en forma individual y los que pesen menos de 200 kilos están comprometidos y es necesario tomar medidas para poder lograr los objetivos. Se pueden suplementar u ofrecerles forraje de calidad para obtener mejores ganancias de peso.

Hay que recordar que esta categoría necesita elevados niveles de proteína (en torno al 15% de la dieta), por lo tanto las pasturas naturales o mejoradas que utilicemos tienen que cumplir con este requisito, de lo contrario debemos hacer las correcciones con suplementos.

También debemos ajustar su sanidad para que no sean afectados por los parásitos y bajando su estado corporal. Debemos recordar que son animales susceptibles a las lombrices gastrointestinales y por lo tanto, es imperioso tomar los recaudos necesarios. En época de lluvias y calor, la proliferación de lombrices es mayor.

Temas en esta nota

Seguí leyendo