La relación de precios ofrece un momento ideal para reponer hacienda

Desde la consultora Zorraquin+Meneses (Z+M) destacaron que es poco habitual ver relaciones flaco/gordo por debajo de 1,15.

Por
Lo que no ha recibido casi aumento es el precio de los vientres, cuesta vender una vaca preñada en $20.000.

Lo que no ha recibido casi aumento es el precio de los vientres, cuesta vender una vaca preñada en $20.000.

26deFebrerode2019a las08:34

El informe mensual de Zorraquin+Meneses (Z+M) destaca que los últimos días han sorprendido con un importante aumento del precio del novillo gordo, superando los 70 $/kilo, lo que representa un aumento de más del 70% respecto a un año atrás. El ternero de invernada también movió a valores entre 60 y 65 $/kilo aunque en animales de 150 a 160 kilos hay operaciones cerca de los 70 $/kg.

"Con el valor del maíz bastante estable, esta relación de compra/venta cercana a 1 es ideal para reponer hacienda a los que engordan", destacaron y explicaron que es poco habitual ver relaciones flaco/gordo por debajo de 1,15.

"El consumo interno sigue estable (aunque es posible que no pueda convalidar estos aumentos en su totalidad) y la exportación también sigue firme a pesar de las retenciones", agregaron.

En tanto, lo que no ha recibido casi aumento es el precio de los vientres, cuesta vender una vaca preñada en $20.000. No aparecen los interesados, lo que genera la duda: ¿qué va a pasar con la fábrica de terneros? Suponemos que en el próximo trimestre esta categoría debe acomodar su valor.

Ver también: La producción anual de leche creció un 4,2% respecto de 2017

¿Qué pasa con el negocio lechero?

El SIGLEA de febrero muestra que el precio de la leche de enero fue en promedio de 9,63 $/litro o 142,57$/kilo de sólido, un 4% más que el mes anterior. Hemos visto liquidaciones a valores aún más altos por litro este mes en provincia de Buenos Aires (10$/litro), reflejando algunos días en los que se observó cierta “desesperación” de las usinas por conseguir leche.

En tambos más alejados de las principales usinas cuesta ver valores por kilo de sólido que superen los 137 $/kilo (efecto del flete) o sea que la cuenta no es la misma para todos. Está previsto un aumento mensual en el orden del 5% en el precio, lo que de a poco mejora la foto del negocio. Sin olvidar que en dólares el precio sigue en los 0,25 u$s/litro lo que implica que las variables aún están distorsionadas.

Y con un mercado interno que no repunta, el negocio depende bastante de los excedentes que se exportan. La industria tiene bajo uso de la capacidad instalada (51%) lo cual muestra que con políticas de largo plazo de la industria, priorizando la calidad y no sólo los litros, y con tasas de financia- miento bancario razonables, la lechería tiene aún un enorme potencial.

Pero a este ritmo el ajuste en precio se puede terminar dando porque falte leche y no porque se comercialice más. Otro lucro cesante argentino que hay que dar vuelta.

Temas en esta nota