CLIMA
Rosario
sábado 14
Estado clima
| 21°

Nublado parcial

domingo 15
Estado clima
11° | 26°

Chaparrones

lunes 16
Estado clima
| 18°

Nublado parcial

Hacienda

Peluquería de vacas, la clave para la jura en pista

Un oficio particular que prepara a cada ejemplar para ser observado y llama la atención de los visitantes de la 112º ExpoRural de Rafaela.

Por Elida Thiery | Agrofy News

  • peluqueria vacas clave jura pista
    Peluqueros de vacas, un oficio particular

Durante viernes y sábado un jurado va a mirar, evaluar y elegir al Holando más lindo de cada categoría, pero para llegar a la pista de la Sociedad Rural de Rafaela se debe recorrer un largo camino de preparación.

Martín Barberis es uno de los referentes de Cabaña y Tambos La Lilia, participantes clásicos de la ExpoRural de Rafaela y la Región que este año celebra 112 ediciones de la muestra.

Ver también: Conocé el salón de belleza para vacas y toros

Oriundos de Colonia Aldao, a 60 kilómetros de Rafaela, llegan para participar de la jura en pista y también de los remates de genética.

La preparación de los animales comienza dos meses antes, cuando se les hace un acostumbramiento a los galpones, a dejar el pastoreo durante todo el día.

“En estos tiempos donde muchos opinan sin conocer el tema de cerca, los invitamos a que vengan a ver cómo trabajamos. Es muy interesante ver como cuando después de estar bajo techo y con cuidados especiales, al querer largarlas al campo quieren seguir adentro del galpón. Les ofrecemos comida y agua a cada rato, se las baña todos los días, sobre todo cuando suben las temperaturas”.

Un animal para exposición se elige desde muy chico, se cría diferente para lograr otro desarrollo y la apuesta es mucha ya que el costo por ejemplar en una exposición, calculando traslados, alimentación, cuidados y viáticos en general puede disparar el cálculo a los 50 mil pesos.

Con anticipación, en el campo ya se las empieza a pelar, para que tengan pelo nuevo y que se les pueda limpiar el cuero y queden bien brillantes.

“La rutina normal en la exposición es ordeñarlas a las 6 de la mañana, se las lleva a bañar, mientras en el Galpón de Toros se le hace una nueva cama de trigo para que esté todo limpio. Cuando se secan se las empieza a  pelar. Se las ata en uno de los extremos de los box y se las empieza a pelar, de distinta manera para que queden más lindas”.

Lo que destaca Martín es que muchos creen que las vacas lecheras son flacas, pero “lo que comen lo tienen que transformar en leche, por eso si engordan lo están convirtiendo en grasa y no buscamos eso, ni carne”, por eso “al pelarlas se le resaltan las características de la raza que son las que buscan los jurados”.

Antes y después de los arreglos se les ponen productos cosméticos, sobre todo previo a la jura. En la ubre se les pone crema de manos con vitamina E, para proteger la piel que pierde la protección natural que le da el pelo.

En dinero no se gana nada, pero tener a un gran campeón significa un reconocimiento al trabajo, más allá del renombre que puede dar un premio. A las exposiciones no necesariamente venimos a ganar, sino que presentamos un grupo de animales lo más similares posibles, para que los productores que confían en nuestra genética puedan ver nuestro trabajo. Esa es la idea y el objetivo de los criadores”, explica Barberis que tiene en Rafaela a la que fuera Gran Campeón Hembra de Palermo.

Hay otras cabañas que prefieren contratar a un experto en el tema de la preparación.

Con tijera eléctrica

Nicolás Amasino es de Tandil Hace 16 años que trabaja como preparador de animales de la raza Holando Argentino.  Aprendió el oficio con un amigo y actualmente trabaja en todas las exposiciones lecheras del país.

También con experiencia internacional en Uruguay explica: “Donde necesitan a un peluquero, ahí estoy”.

Su trabajo requiere de paciencia y de un especial contacto con cada ejemplar. El procedimiento comienza con varios días de anticipación, porque se pela todo el animal “afinando lo más posible” el recorte del pelo que permita ver el dibujo de las manchas sobre el cuero delineando los cuerpos. Con otro baño de por medio se retocan algunos detalles más al día siguiente y finalmente antes de entrar a la pista en el día se termina el trabajo.

peluqueria vacas clave jura pista

“En las vacas lo que más cuesta hacer son las ubres, que hay que pelarlas bien al ras, para que se resalte lo más posible. Después el lomo, parando todos los pelos y cortándolos bien derechos, para poder disimular alguna imperfección que tenga el animal en el lomo”. Ver una columna derecha es una de las características que busca el jurado en cada competencia, además de la forma de las patas, las caderas y demás detalles que hacen a este concurso de belleza para machos y hembras en todas las categorías.

Al pelar por primera vez a un ejemplar no existen grandes complicaciones. “Están acostumbrados al trato con gente, viven en galpones, con camas, baños diarios, los llaman por su nombre, así que por lo general no se ponen nerviosos”, incluso cuando mucha gente los observa de cerca en las exposiciones.

Todo es lindo en este trabajo, me gustan los animales, los pedigree y las exposiciones”, explica sobre una tarea que sólo está dedicada en su caso a las razas lecheras, con preponderancia de Holando, seguida por Jersey y Montbeliarde. Cada raza tiene su preparación y es por eso que los peluqueros se especializan en los detalles.

La brillantina que se aplica para que las manchas negras se luzcan más, los aerosoles, fijadores y diferentes tipos de tijeras eléctricas colaboran con una tarea artesanal que está detrás de cada ingreso a la pista.

En ese andar cansino de hembras y machos muestran la maravilla del cuerpo de estos bovinos que saben que con cada viaje a una exposición llegan tiempos de alimento especial, de cuidados excepcionales, e incluso de múltiples caricias de los visitantes que admiran a estas verdaderas máquinas de leche con la mejor genética.

Incertidumbre

Tambo y cabaña se sustentan mutuamente. “Hoy no es un buen momento para la venta de genética”, señala Martín Barberis mientras que con un precio congelado para la materia prima se vuelve a generar cierta incertidumbre que se siente en el aire de la ExpoRural.

A modo de filosofía de trabajo sostiene: “Nosotros queremos estar siempre bien parados, para que cuando pase la mala nos agarre bien parados y si vienen tiempos mejores ya estemos en recuperación. Hay que ver que va a pasar con la política en octubre, hay que ver qué decisiones van a tomar. Veníamos bien encaminados ahora”, concluye.

¡OPINÁ SOBRE ESTA NOTA!

Comentar en foro