Autorizan la exportación de 2 millones de cueros sin retenciones

El Gobierno a través de un decreto oficializó la quita de derechos a la exportación a estos productos. Esta medida era muy pedida por el sector pecuario, ya que consideraban que era una competencia desleal.

Por
09deDiciembrede2019a las07:46

El Gobierno autorizó la exportación de un cupo de 2 millones de cueros sin la aplicación de los derechos de exportación. De esta manera, el sector pecuario tendrá la posibilidad de vender este producto a un precio competitivo. En la actualidad, diferentes establecimientos preferían tirar los cueros.

Ver también: ¿Cómo es el mapa de la producción de cueros en Argentina?

El Decreto 847/2019 establece que la carga tributaria que pesa sobre las exportaciones de dichos productos, ha generado una importante contracción en el sector pecuario. Además, agrega que esta situación provocó una pérdida de competitividad del cuero argentino en los mercados externos.

A través de esta argumentación, el Gobierno resolvió la desgravación del cupo para el cuero desde la entrada en vigencia de esta medida y hasta el 31 de diciembre de 2021. Cabe destacar que en la actualidad los cueros están gravados por derechos de exportación de hasta un 10%, generando un escenario en donde era inviable la venta al exterior.

Esta alícuota surge en la década del 90 como medida para permitir la exportación de cueros. Hasta el momento, con el objetivo de promocionar la industria nacional, la exportación de cueros al igual que otros productos estaban prohibidos.

Poco a poco fueron desapareciendo esas prohibiciones, pero en el caso del cuero se dejó un derecho de exportación del 10%, que está atado al precio del cuero en Chicago. De esta manera, el precio del cuero argentino perdió competitividad en el mundo.

Pero al mismo tiempo, a nivel mundial la demanda de cueros cayó un 70% en solo cinco años. Desde Rosgan señalaron que los mínimos registrados son similares a los de la crisis de 2008/09, en la que se generó un enorme stock de cueros salados en poder de los frigoríficos al dejar de comprar buena parte de las curtiembres.

Además, desde la entidad señalaron que los factores que explican esta caída son la competencia de los sustitutos sintéticos que  hoy encuentra una gran aceptación. Por su parte, el mercado de cueros depende de los números de faena y en la última etapa Argentina tuvo un gran crecimiento.

Este contexto agravó las condiciones comerciales para el cuero argentino. “La presión que genera este gravamen quita toda competitividad al cuero argentino en mercados externos y no hace otra cosa que generar una transferencia de ingresos desde la cadena de la carne, sector ganadero, frigorífico y consumidores; hacia la industria curtidora local”, aseguraron desde Rosgan. 

 

Esta situación de los cueros fue un tema importante para la Mesa de las Carnes, que en todos lo encuentros pedía medidas para el sector. En un primer momento se había acordado bajar los derechos de exportación de 10% a 5%, pero finalmente no ocurrió.  Otro pedido, había sido un cupo de exportación libre de aranceles, que fue finalmente lo que oficializó este lunes.

Temas en esta nota