Coronavirus: aíslan a más de 300 trabajadores en frigorífico de Brasil luego de un testeo masivo

El 93 % de los operarios analizados dieron negativos y ya podían volver a trabajar.

Por
Coronavirus: aíslan a más de 300 trabajadores en frigorífico de Brasil luego de un testeo masivo
26deMayode2020a las06:00

Unos 340 trabajadores de una planta procesadora de carne de BRF SA en el sur de Brasil fueron aislados luego de un testeo masivo a todo el presonal.

La compañía brasileña BRF realizó un testeo rápido y señaló en un comunicado que el 6.6% de sus 5,132 trabajadores en su planta de Concórdia, un municipio brasileño del estado de Santa Catarina, dio positivo en la primera prueba. En tanto, el 93 % de los empleados de la planta ya podían volver a trabajar.

Un portavoz señaló que todas las plantas de BRF en Brasil permanecen abiertas. Los trabajadores fueron suspendidos preventivamente después de haber sido diagnosticados mediante pruebas rápidas y ahora serán sometidos a pruebas de diagnóstico molecular más lentas pero más precisas, dijo BRF.

Según el portal Noticias Agrícolas, solo entre el 10% y el 18% de los casos identificados como positivos en las pruebas rápidas se confirman en el segundo testeo, que es más preciso.

Las pruebas rápidas pueden indicar la presencia de anticuerpos (personas recuperadas), la presencia del virus (incluso en casos asintomáticos) o falsos positivos. Por lo tanto, los resultados positivos de las pruebas rápidas no indican necesariamente que las personas tengan o hayan tenido Covid-19.

"La noticia ha causado preocupación por la gran cantidad de infecciones entre los trabajadores, pero creemos que el impacto no será grande sobre la producción", dijo Régis Chinchila, analista de Terra Investimentos, a Reuters.

BRF implementó protocolos para aumentar la protección de los trabajadores y así poder permanecer en funcionamiento, lo que aumenta los costos del procesamiento.

BRF y su principal competidora, JBS SA, enfrentaron brotes de coronavirus en sus instalaciones. En algunos casos esto forzó el cierre de plantas a la espera de la introducción de medidas más estrictas para contener el virus.

Aurora, una de las compañías de alimentos más grandes de Brasil, de propiedad privada, acordó con autoridades santiarias realizar pruebas de rutina de los empleados y otras protecciones adicionales. Esta medida alcanzará a más de 26.000 trabajadores en 16 plantas.

Temas en esta nota

Seguí leyendo