Granos, carne, leche y vino: qué tan competitivo es el campo argentino

CREA analizó la situación de los productos agropecuarios argentinos frente a los principales competidores internacionales.

Por
Granos, carne, leche y vino: qué tan competitivo es el campo argentino
30deMayode2020a las09:16

El último Informe Microeconómico de CREA mide el impacto de los cambios monetarios internacionales sobre la economía local.

En este sentido, se analizó el estado de competitividad de los productos agropecuarios argentinos frente a los principales países competidores, mediante el índice del tipo de cambio real multilateral (ITCRM) a marzo y su evolución reciente.

El relevamiento se realizó para la soja, el maíz, el trigo, la carne bovina, la leche en polvo y el vino. Además, se analiza el contexto económico internacional con incidencia en el mercado de los commodities.

"Para todos los productos agropecuarios en marzo se registra una pérdida de competitividad, y se confirma en la evolución del indicador una tendencia de deterioro", destaca el informe.

Los productos agropecuarios que se encuentran en peor posición son la soja, la carne bovina y la leche en polvo, que tienen valores apenas por encima del promedio de los últimos 5 años, y además tuvieron caídas en la competitividad cambiaria mayores al 10%.

"El objetivo del ITCRM es reflejar que tan competitivos es una economía para generar bienes y servicios respecto a los países exportadores de dichos productos", explican desde CREA.

Este índice incorpora el efecto de la inflación de Argentina respecto a la inflación del otro país competidor: "Por ejemplo, si el tipo de cambio se mantiene estable, como la inflación de Argentina crece a mayor ritmo que la del resto del mundo, eso significa que nuestro producto se encarece en comparación al de otros países, lo cual afecta negativamente a nuestra competitividad".

También tiene en cuenta el tipo de cambio e inflación de una “canasta de países” y se consideró a los derechos de exportación locales, que generan que el tipo de cambio efectivamente recibido por el sector sea más bajo que el vigente en el mercado.

En cuanto al contexto, marcado por el coronavirus, hay que destacar que muchos fondos se posicionaron en activos más seguros y esto fortaleció al dólar. Sin embargo, explican desde CREA, en Argentina el mercado cambiario tiene ciertas restricciones que hacen que la suba global del dólar no se vea reflejada en el precio del mercado oficial de cambios.

Soja

En marzo el índice (ITCRM) arrojó un valor de 118, lo cual significó una caída del 17% interanual: "Hay que tener en cuenta que en dicha disminución está incluido el impacto del aumento de los derechos de exportación en el período analizado".

La reducción sería de 10,7% si no se hubiesen aumentado las retenciones. En tanto, si se compara el indicador actual (118) con el valor promedio de los últimos 5 años (114), este se encuentra apenas por encima de ese valor.

"Se destaca que a partir de marzo se aceleró la tendencia a la pérdida de competitividad cambiaria", remarca CREA. También se sumó una fuerte devaluación de Brasil, que volvió más competitivo al vecino país.

Maíz

El ITCRM analizado por CREA en marzo es de 163 para el maíz, significando una disminución interanual del 6,7%.

No obstante, en comparación al promedio de los últimos 5 años (141), el valor actual se encuentra por encima casi 16%. 

"Si bien Estados Unidos es el país con mayor incidencia en el índice, la depreciación del real brasilero fue lo suficientemente fuerte como como para explicar la mayor parte de la caída registrada entre 2019 y 2020", considera el informe.

En tanto, de no haber mediado suba en las retenciones, la pérdida de competitividad también habría sido menor, del 4,2%.

Trigo

El trigo, presenta un valor de 191 en marzo, que implica una reducción del 7,7% de la competitividad respecto a mismo mes de 2019. Sin embargo, el valor actual se encuentra por encima del valor promedio de los últimos 5 años (170).

"Si bien para fines de 2019 y principios de 2020 se observa una variación positiva del índice, dicha situación se revirtió en mar-20, debido a que la competitividad del trigo argentino se vio afectada especialmente por la depreciación de las monedas de los países referentes, sobre todo del dólar australiano y del canadiense, producto del fortalecimiento del dólar estadounidense".

De no registrarse un aumento de retenciones, la caída de la competitividad hubiera sido del 5,3%.

Carne

A marzo el índice registró un valor de 181, siendo mayor que el promedio de los últimos 5 años (174).

A pesar de ello, comparando con el valor de mar-19, se observa una disminución de la competitividad del orden de 10,9%. Por el otro lado, si no se hubiese registrado un aumento de los derechos de exportación, la caída hubiera sido del 9,2%.

"La evolución del índice es fuertemente influida por la depreciación del real brasilero y el dólar canadiense", destaca CREA.

Leche en polvo

El valor del índice a marzo es de 193 para la leche en polvo, lo que implica una caída interanual de 10,5%. Y al igual que los granos y la carne bovina, el valor actual se encuentra por encima del promedio de los últimos 5 años (185).

El descenso del índice a fines del primer trimestre de 2020 se explica principalmente por la caída del valor del dólar neozelandés, moneda del país con mayor volumen de exportaciones en el comercio internacional, por ende, de mayor incidencia en el ITCRM.

Por el otro lado, al igual que para la carne bovina, si los derechos de exportación se hubieran mantenido sin variación desde mar-19, la caída interanual sería menor al 10% (8,8%).

Vino

Para el vino en marzo el índice se posiciona en 181, mientras que en mar-19 el valor era de 190 (-4,5% i.a.): "Esta evolución se relaciona al deterioro de la competitividad respecto de Chile y de los países europeos en su conjunto".

De todos modos, previo a esta disminución, se registraron variaciones positivas interanuales desde oct-19. 

Temas en esta nota

Seguí leyendo