Fracasó la paritaria lechera y los trabajadores anunciaron una medida de fuerza de una semana

La falta de acuerdo por el dinero que pueda llegar de manera directa al gremio generó el rechazo a la oferta de las industrias.

Por |
Fracasó la paritaria lechera y los trabajadores anunciaron una medida de fuerza de una semana
14deAgostode2020a las19:05

Con una intención anticipada en las asambleas que llegaron a desarrollarse en las empresas, la reunión paritaria de hoy tenía el destino marcado, en un encuentro presencial cumplieron en el Ministerio de Trabajo, el Centro de la Industria Lechera y la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas Lácteas, con la Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera de la República Argentina (ATILRA).

El primer semestre del año ya estaba arreglado, con una suba del 13,6 por ciento remunerativo, mientras que para recorrer el resto del año las mejoras fueron considerables, pasando de un bono de 12 mil pesos en cuotas que se había ofrecido el lunes, a un ajuste porcentual sobre el salario conformado de julio, para los meses de agosto y septiembre con el cuatro por ciento, del ocho por ciento para octubre y noviembre; y finalmente una suba del 12 por ciento en el mes de diciembre. En tanto, ese incremento de 12 puntos porcentuales regirá en el básico de enero de 2021. De esta forma, la nueva negociación paritaria se retomaría en abril del año próximo, dejando sin efecto la intención original de repasar las cifras en diciembre.

Además las empresas sostuvieron su posición para el pago de un bono para los afiliados de la Obra Social del Personal de la Industria Lechera, que es lo que no conformó al gremio que pretendía que se pague por todos los afiliados al gremio, que no son la misma cantidad que los que atiende Ospil. Las industrias habían ofrecido un bono de nueve mil pesos para los afiliados y ATILRA pretendía un pago de hasta 16 mil pesos para todos los empleados.

La tensión en el encuentro fue mucha, creció respecto de las reuniones anteriores porque si bien se consiguió una ventaja de consideración para los salarios de los trabajadores, al gremio no le cierran sus propios números y del total que esperaban poder recibir para solventar la obra social y el gremio, sólo podrían con esta intención industrial soportar los costos de salud.

En las empresas lácteas hay muchos trabajadores que tienen prepagas y no son afiliados de Ospil, sobre todo en algunas de las empresas más grandes del país, por lo tanto el dinero que podría entrar directamente al sindicato no se contaría en este acuerdo. Así el sustento económico del gremio pierde fuerza, al tiempo que supera la preocupación sanitaria y por temas vinculados al coronavirus, varias veces mencionado en encuentros anteriores.

Es por esto que con un comunicado interno, ATILRA dispuso esta tarde que se da un inicio de las medidas de fuerza desde las cero horas de este sábado, hasta el final del día domingo 23, induciendo a los trabajadores a “trabajar exclusivamente la jornada semanal, tal cual lo establece el Convenio Colectivo de la actividad, absteniéndose de trabajar días franco durante ese período, como así también y dentro de ese mismo lapso no se deberán realizar horas extra”.

Es remarcable que la cartera laboral fijó para la mañana del miércoles un nuevo encuentro de negociación que se dará en medio de esta situación que recorta el recibo de materia prima y la industrialización de la leche, demorando a toda la cadena productiva.

Temas en esta nota

Cargando...