Destinan más de 25 millones de pesos a la producción caprina en el marco de la emergencia sanitaria

El Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación aprobó tres proyectos que beneficiará a 232 familias rurale de Santiago del Estero.

Por
Destinan más de 25 millones de pesos a la producción caprina en el marco de la emergencia sanitaria
20deAgostode2020a las08:07

La producción caprina de Santiago del Estero atraviesa una emergencia sanitaria que afecta a gran parte de la provincia. En este sentido, desde el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca se aprobó tres proyectos por 25.550.000 pesos

La medida alcanza a 232 familias y busca desarrollar y fortalecer la producción caprina en diversas localidades de los departamentos Ojo de Agua y Villa Atamisqui. Los proyectos se van en dirección de potenciar tanto la cría de cabras, como al desarrollo de cárnicos y cueros, para mejorar la calidad de producción y comercializar tanto a escala interior como exterior. 

Proyectos

Carnicería y sala de elaboración de chacinados

Este trabajo apunta a beneficiar a 61 familias productoras en la localidad de Huajilla (Villa Atamisqui). La medida se centra en el desarrollo de una sala de chacinado y un local de venta. También contempla la adquisición de un vehículo para movilizar los productos y la conformación de un fondo rotatorio para comercializar los cabritos.

Centro de servicios asociativos caprinos

Este proyecto involucra al grupo Reservas campesinas lote 8, 9 y El Cajón, en el departamento Ojo de Agua, y permitirá asegurar la alimentación de las majadas de la zona y mejorar la calidad de los cabritos que producen 96 familias de las localidades Añatuya y El Cajón. “La producción es tanto con miras al autoconsumo como a la comercialización en mercado interno y externo”, aseguraron desde el ministerio.

Aprovechamiento de los subproductos caprinos

Se busca fortalecer la cadena del cuero artesanal del pueblo Sanavirón, Pinto, Ojo de Agua, Telares y Sumampa. La inversión beneficiará a 75 familias dedicadas a la artesanía de cuero con prioridad en el agregado de valor de origen, con la inversión en herramientas e insumos (bastidor, mesada, máquinas para coser cuero, marroquinería, entre otros) y la conformación de un fondo rotatorio para la compra de cueros curtidos a los productores locales.

Temas en esta nota

Seguí leyendo