Incluso lejos del puerto, el maíz vuelve a instalarse en los planes de siembra: se sumaron 250.000 hectáreas

La carrera expansiva del cereal vuelve a ponerse en marcha, incluso en las provincias más alejadas de los puertos.

Por
Incluso lejos del puerto, el maíz vuelve a instalarse en los planes de siembra: se sumaron 250.000 hectáreas
10deSeptiembrede2020a las00:05

La Bolsa de Comercio de Rosario destacó que la proyección del maíz 2020/21 subió a 48 millones de toneladas por mayor siembra respecto a un mes atrás.

Por otro lado, la primera estimación de área de soja muestra una leve suba de 100 mil ha respecto al año pasado, este año cubriría 17,3 millones de hectáreas.

Estimación para el maíz 2020/21

La proyección del maíz subió por una mayor siembra respecto a un mes atrás. Según la BCR, la intención de siembra maicera pasa de 6,75 millones de hectáreas a 7 millones.

"Los cambios en los precios externos alientan al maíz incluso en un año dónde el clima se ha vuelto el principal adversario del cultivo", destacan desde la BCR.

Además, las recientes lluvias de la semana pasada han puesto en marcha las primeras siembras maiceras en Entre Ríos y Santa Fe.

En Córdoba van a esperar que avance septiembre para evitar las bajas temperaturas y sumar más milímetros en los suelos: "A menos que haya lluvias excepcionales en este mes, se espera que las siembras tempranas sean menos importantes que hace un año", señala el relevamiento mensual.

La entidad rosarina remarca que el maíz gana hectáreas porque los mejores precios han sido un punto de giro, y la carrera expansiva del cereal vuelve a ponerse en marcha, incluso en las provincias más alejadas de los puertos.

"En Chaco o Santiago del Estero, dónde se preveían bajas —limitadas por la necesidad de rotaciones— de un 20 a 30% de área, el maíz vuelve a instalarse en los planes de siembra".

A nivel nacional, hace un mes atrás se esperaba un 7% menos de área respecto al año pasado. Ahora llega el ajuste con 250.000 hectáreas más. Comparando con el año pasado, la intención de siembra solo es menor en un 3%.

La BCR explica que la tendencia a sumar más maíz puede fortalecerse, para eso, el comportamiento de las lluvias será fundamental: "Las lluvias de setiembre serán decisivas para concretar las siembras tempranas".

De todas maneras, los productores también contemplan planes de siembra tardía a partir de diciembre.

El clima es el gran temor del maíz nuevo. Hace un año, se señalaba que el maíz comenzaba con los modelos de gran escala proyectando neutralidad en el Pacífico Ecuatorial central. "Pero el Atlántico podría tender a un ligero calentamiento", comentaba el Dr Aiello.

Y de hecho, fue lo que pasó: "El calentamiento en el sur de las costas de Brasil desarrollaron lluvias que salvaron al maíz", señala la BCR. Y también la siembra comenzaba con muy buenas reservas de agua en los suelos con excepción de Buenos Aires.

En este sentido, la siembra maicera que comienza en setiembre de 2020 arranca con peores indicadores: "Las reservas de agua, excepto en Buenos Aires, son inferiores en casi todo el país respecto de hace un año. El Pacífico Ecuatorial central volvió a mostrar un enfriamiento en la última actualización de la semana pasada, aumentando la probabilidad de una Niña y el Atlántico no da señales de calentamiento. En este contexto las siembras tardías parecen ser claves para la producción maicera 2020/21".

Estimación para la soja

Por otro lado, para la nueva campaña gruesa se proyectan 50 millones de toneladas de soja argentina: "Aunque en principio se esperaba un nuevo retroceso de la superficie de soja, el área de siembra subirá levemente en este nuevo ciclo".

Se estima una intención de siembra de 17,3 millones de hectáreas, lo que resulta en un incremento de casi 0,6% respecto del año pasado. Con estos guarismos se proyecta una cosecha de 50 millones de toneladas.

Temas en esta nota

Seguí leyendo