En la previa al Outlook: los números que marcan la actualidad del sector lechero

Jorge Giraudo (director OCLA-FunPEL) brindó un panorama del sector en la previa al Outlook que reunirá a toda la cadena.

Por |
En la previa al Outlook: los números que marcan la actualidad del sector lechero
17deSeptiembrede2020a las13:29

La semana próxima, durante miércoles y jueves, se desarrollará de manera virtual y gratuita del Outlook de la Cadena Lechera, organizado por la Fundación para la Promoción y el Desarrollo de la Cadena Láctea Argentina. 

Con las inscripciones en marcha a través del portal, este encuentro que propone “El desafío de reinventarnos y crecer”, tendrá cuatro bloques bien detallados que permitirán repensar a la actividad desde sus dos principales eslabones, la producción primaria y la industria. 

Fue Gustavo Mozeris, el gerente de la FunPEL quien estuvo a cargo del detalle de las temáticas que serán cubiertas por Agrofy News, como medio destacado de difusión del evento. 

El miércoles 23 en el primer bloque apuntará a “Efectos de la geopolítica y el mercado internacional”, con la intervención del Dr. Marcelo Elizondo (abogado y titular de DNI Consultores) y el Ing. Agr. Valter Bertini Gaitán (director de Milk Point Brasil).  

Se abarcarán los “Organismos de apoyo sectorial”, con base en la experiencia internacional. Hablarán el Ing. Agr. Alvaro Lapido (presidente del INALE Uruguay) y también Elaine Cook (panel de directores del Dairy NZ). 

“Desde la Fundación siempre vamos a propender al trabajo público-privado, esa alianza es fundamental para generar cualquier política para el sector, lo cual siempre fue difícil”, comentó Mozeris destacando que en la apertura del congreso y del primer día estarán presentes los tres ministros de las principales provincias productoras, Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba, para conocer sus expectativas sobre la cadena. 

En tanto, en el cierre de la primera jornada, los directores de lechería también de las tres provincias, compartirán su mirada y las acciones de cada uno, corolado esto por la palabra del director nacional lácteo, Arturo Jorge Videla, en lo que será el primer encuentro directo con toda la cadena desde su asunción hace más de tres meses.  

Ya el jueves 24, comenzando a las 9, se hablará de “Ambiente, tecnología y sociedad”, donde se avanzará sobre productos lácteos, salud y la importancia de la comunicación social, a través de la experiencia del Lic. en nutrición, Rafael Cornes (coordinador de la campaña Si a la leche de Fepale), el Ing. Agr. Miguel Taverna (presidente de FunPEL y referente nacional del INTA Lechero) detallará la importancia tecnológica y sustentabilidad de la producción lechera argentina, mientras que Ana Paula Herrstrom (gerente de soluciones digitales de Tetra Pak) le hablará a la industria y a la producción sobre las tecnologías 4.0. 

En el cuarto bloque se abordarán las condiciones necesarias para la viabilidad y desarrollo del negocio, a cargo de la Lic. Laura Gastaldi (INTA Rafaela), en cuanto a los desafíos de la producción y el CPN Jorge Giraudo (director OCLA-FunPEL) dará un diagnóstico de la sustentabilidad del negocio lechero. 

Para el cierre se hará un cierre por parte de dos miembros de administración de FunPEL, José Di Nucci y Ricardo James, que podrán plantear un balance y un esquema de avance a futuro para el sector. 

Evaluación de 2020 

Durante este contacto virtual con la prensa, Jorge Giraudo brindó un detalle de los datos concretos del sector lechero. 

Con 13 por ciento más de stock en lo que va del año, que representan a unos cien millones de litros adicionales, este criterio aplicado a una comparación interanual aporta una ampliación del 23 por ciento de las reservas. 

En cuanto a la producción estimada al mes de agosto, el crecimiento se expandió al 8,5 por ciento a lo largo del año, “con un proceso que se empieza a desacelerar hacia fin de año, aunque con un clima que acompañe se estima que 2020 cerrará con un alza del 5,5 por ciento de producción”, representando 521 millones de litros de leche que se añaden a los 103 millones adicionales de stock, con una disponibilidad extra de casi de 700 millones de litros, respecto al ciclo anterior. 

Con un buen comportamiento de exportaciones, tanto en el 33 por ciento más en ingreso dólares, como con el 29 por ciento en volumen, estuvieron muy por encima que las del año anterior, siendo que en litros equivalentes la ecuación aporta un crecimiento del 40 por ciento, respecto a 2019, siendo así que el 22,5 por ciento de la producción terminó saliendo del país a diferentes mercados. Cabe destacar que el principal producto vendido al exterior, que es la leche entera en polvo, tiene un nueve por ciento de retenciones y hoy un dólar aproximado equivalente de 69 pesos

El consumo interno per cápita, determinado por diferencia entre la oferta total de la producción menos la demanda agregada, fue de 184,2 litros en los primeros siete meses del año, dos litros por encima del registro de 2019. “Se dio el consumo de una manera muy diferente al año pasado, apuntando a productos más básicos, como son las leches fluidas no refrigeradas, UAT, quesos cremosos y yogures bebibles de litro y cayeron los productos de mayor valor agregado”, que están apuntados a clases medias y altas en cuanto a sus ingresos. El ajuste del consumo doméstico llegó por los precios y no por cantidad de producto. 

En el análisis, Giraudo añadió que “el impacto positivo en el consumo estuvo dado por la gran masa de dinero de la ayuda social, generando una recaudación mucho menor de la que se da habitualmente en nuestro mix y que es la que explica los resultados que están habiendo en la cadena, tanto en el sector primario, como en el industrial”. 

Según el INDEC, la canasta de productos lácteos subió 20,2 por ciento, en la comparación interanual que tuvo una inflación superior a los 40 puntos porcentuales. 

Todos los litros de leche vendidos en el mercado interno y externo, aumentaron un 37,8 por ciento en pesos durante los primeros siete meses del año, respecto a 2019, pero cayeron en dólares 11,5 puntos, lo cual se trasladó casi de manera directa a los valores en el tambo. Los productores crecieron en el precio en pesos 38,8 por ciento en la comparación interanual, mientras que en dólares se contrajo 11,8 puntos. Este desajuste se da por la inflación nacional del 47 por ciento de los primeros siete meses del año, frente al mismo período del año anterior. 

La comparación del precio de la leche, respecto al maíz y a la soja, la competitividad del productor está en baja en cuanto a sus insumos básicos de alimentación. 

Estas cifras coinciden con las estimaciones originales del OCLA para este año, con exceso de oferta y demanda en el primer tramo del año, mientras que para los tiempos que ya transcurrimos se avizoraba una contracción. Lo que no sucedió es lo que algunos análisis internacionales estimaban como una baja en las cotizaciones de los lácteos, que si bien están bajas, aún se resisten a mínimos históricos. 

“Vamos a necesitar mantener este ritmo de exportación, de consumo y de producción” manifestó Giraudo para que la balanza sectorial se sostenga, a pesar de los “vaivenes que el sector tiene que enfrentar de manera constante en nuestro país y que hacen que no se pueda trasladar el precio como corresponde”, a los productores. De esto se tratará su exposición durante el congreso de la semana entrante. 

Temas en esta nota

Seguí leyendo