Buenos Aires: finaliza la vacunación contra el carbunclo y desde enero no se permitirá el movimiento de animales

El 31 de diciembre termina el periodo para regularizar la situación sanitaria de los animales.

Por
Buenos Aires: finaliza la vacunación contra el carbunclo y desde enero no se permitirá el movimiento de animales
27deNoviembrede2020a las07:37

El Ministerio de Desarrollo Agrario recordó que hasta el 31 de diciembre hay tiempo para vacunar a la hacienda contra el carbunclo. Además, destacó que desde enero no se permitirá el movimiento de animales sin vacunación previa. 

Desde el ministerio señalaron que la vacunación contra carbunclo en la provincia es obligatoria en bovinos. “Mejorar la sanidad de los rodeos es clave para optimizar la producción en la provincia. Esta campaña viene a complementar las distintas acciones que estamos realizando, como el plan de Prevención y Erradicación de venéreas”, señaló el ministro de Desarrollo Agrario, Javier Rodríguez.

Ver también: Carbunclo: insisten en tomar conciencia de los riesgos

Cabe destacar que, en el caso de los animales no vacunados previamente, la inmunidad vacunal se adquiere a partir de los 10 a 15 días de la fecha de vacunación, momento a partir del cual se permitirá el movimiento de los mismos.

Desde el ministerio aclararon que sólo quedan exceptuados de la obligatoriedad de vacunar los animales encerrados en corrales de feedlots registrados por el SENASA, siempre que el único destino de los mismos sea la faena. Así también, los animales provenientes de remates feria.

“La vacunación puede ser realizada por veterinarios matriculados, extendiendo certificado de vacunación o de constatación expedido por el Colegio Veterinario de la Provincia de Buenos Aires; vacunadores de las fundaciones o entes de lucha sanitaria, consignando en el acta de vacunación contra la fiebre aftosa o el documento que oportunamente apruebe la comisión técnica local el detalle de las categorías vacunadas contra carbunclo y la vacuna empleada (marca-serie-vencimiento) como así también el detalle de si se trató de una vacunación total (T) o parcial (P) estratégica (E) o sistemática (S); y productores bajo supervisión de alguna de las dos figuras anteriores”, detallaron desde la cartera provincial.

El carbunclo o ántrax es una enfermedad producida por una bacteria llamada Bacillus anthracis, la cual forma esporos extremadamente resistentes que sobreviven por muchos años en el suelo de la chacra. 

El Carbunclo se manifiesta de distintas formas:  

  • Carbunclo dérmico o “grano malo”: la bacteria ingresa a través de la piel, donde produce una lesión con aspecto de grano o lastimadura que pica y no se cura, y luego forma una cáscara negra y hundida.  
  • Carbunclo digestivo o intestinal: se adquiere a través del consumo de carne de animales enfermos; ocasiona malestar abdominal, fiebre, septicemia y muerte.  
  • Carbunclo respiratorio o pulmonar: se contagia por la inhalación de esporos; ocasiona fiebre, malestar general, tos, dolor torácico y una insuficiencia respiratoria que puede ocasionar la muerte.

Ante un caso sospechoso de muerte por Carbunclo se debe evitar el manejo de material infectado (canales, cueros, pieles, pelos, carne o huesos de los cadáveres) sin la protección recomendada; no manipular productos o subproductos a mano desnuda y con heridas, ya que el Bacillus anthracis necesita una lesión para poder infectar.

“La detección temprana y la notificación inmediata de casos de carbunclo son fundamentales para la implementación de medidas de prevención, control y vigilancia por parte de los organismos competentes”, explicaron desde el ministerio.

Temas en esta nota

Seguí leyendo