Paula Español: "No nos va a temblar el pulso a la hora de cerrar las exportaciones de carne"

La secretaria de Comercio Interior se refirió al comercio de carne y adelantó que evalúan medidas

Por
Paula Español: "No nos va a temblar el pulso a la hora de cerrar las exportaciones de carne"
10deAbrilde2021a las11:26

"Hay ciertas presiones de precio, si seguimos viendo este tipo de comportamientos especualtivos, no nos va a temblar el pulso para cerrar las exportaciones de carne", comentó en declaraciones radiales la secretaria de Comercio Interior, Paula Español.

Español considera que "no es lo mismo lo que pasa con los alimentos de góndola, que con los precios de los alimentos frescos". "Esto tiene que tener un parate", agregó.

Ver también: Carne vacuna: el volumen destinado al consumo interno cayó a niveles de la crisis del 2001

Desde la Secretaría de Comercio Interior, bajo la órbita de Matías Kulfas, buscan cerrar un acuerdo para ofrecer una serie de cortes de carne a "precios populares". Actualmente se extendió hasta el 15 de abril.

"En un contexto así, la verdad que hay que avanzar con ciertas herramientas de la administración del Comercio de este tipo de productos. Medidas que pueden ser subas de retenciones, encajes, cupos. Es decir, hay medidas que se pueden tomar y que realmente se están evaluando”, alertó.

¿Qué pasa con el concumo de carne?

El Ing. Miguel A. Schiariti, de CICCRA, repasa que la continua retracción del poder adquisitivo de las familias y el mayor nivel de desocupación, explican la contracción de la demanda de carne vacuna registrada en los últimos tres años, sumadas a los cambios de hábito de consumo. En tanto, el cambio de la política monetaria/cambiaria a partir de las PASO de 2019, primero, y la gran emisión de pesos para enfrentar los efectos de la pandemia/’cuarentena’, después, llevaron a los productores ganaderos a refugiarse nuevamente en la cría y engorde de la hacienda vacuna, lo que se tradujo en una menor oferta de corto plazo.

"El abandono de la política de crecimiento 0% de la base monetaria encarada entre octubre de 2018 y julio de 2019, hizo que las tasas de interés reales descendieran y con ello se recuperara el negocio de la cría/engorde de hacienda vacuna. Ello se reflejó en la reducción de la participación de las hembras en la faena total, que pasó de una fase de liquidación de existencias hasta el segundo trimestre de 2019, a una de retención/sostenimiento en los siguientes trimestres. La reversión del ciclo ganadero impactó en forma inmediata en la oferta de hacienda para faena", comenta el Ing, titular de CICCRA.

Schiariti agrega que, a partir de mayo de 2020, con el relajamiento de la ‘cuarentena’, quedó en evidencia el exceso de oferta de pesos en la economía nacional. En ausencia de acceso a financiamiento voluntario, el gobierno nacional contó con la emisión monetaria como herramienta casi exclusiva para asistir a los grupos más afectados por la pandemia/’cuarentena’. Esto llevó a los productores ganaderos a comprar hacienda como forma de proteger el capital de trabajo, provocando que el precio de la invernada subiera a un ritmo elevado a partir de mayo. Combinado esto con el mayor costo del maíz en la segunda parte de 2020, llevó a los productores a realizar recrías largas de la hacienda para consumo sobre pasturas o a campo natural, lo cual extendió el plazo de ‘terminación’ del animal. Nuevamente, ello se tradujo en una menor disponibilidad de hacienda para enviar a faena. 

En consecuencia, desde el cuarto trimestre de 2017, que se volcaron al mercado interno 222 mil tn r/c/h promedio mensual, la absorción del mercado interno describió una tendencia descendente, no exenta de recuperaciones y retrocesos, hasta ubicarse en un promedio de 175,8 mil tn r/c/h mensuales en el primer trimestre de 2021. En los últimos tres años la producción de carne vacuna vendida en el mercado interno se contrajo 21% y llegó a establecer el volumen más bajo de los últimos dieciocho años. 

Temas en esta nota