Cosecha: refuerzan el dragado frente a una nueva bajante extraordinaria del Paraná

Los buques se ven obligados a salir con menos carga por la poca altura que presenta el río; la sequía del sur de Brasil amenaza a la logística los próximos meses

Por
Cosecha: refuerzan el dragado frente a una nueva bajante extraordinaria del Paraná
17deMayode2021a las11:50

Una nueva bajante extraordinaria del río Paraná vuelve a amenazar a la logística de la principal fuente de divisas de la Argentina en un momento clave: la cosecha gruesa.

Las sequías del sur de Brasil generan que la altura de la hidrovia Paraná-Paraguay se vea nuevamente comprometida. En la zona del Gran Rosairo -desde donde se embarca cerca del 80% de las ventas al exterior de granos y derivados en Argentina-, hay apenas un metro de profundidad contra una media histórica de 3,4 metros para esta altura del año. Además, se suman previsiones poco favorables.

Esta pérdida de profundidad que presenta la hidrovía genera complicaciones importantes en la navegación de los buques, y, por lo tanto, pérdidas en su capacidad de carga. Según estimaciones oficiales, durante mayo los barcos deberían cargar un mínimo de 7,2 millones de toneladas de trigo, maíz y harina de soja. Sin embargo, como consecuencia de la bajante, se reducirían en casi 730 mil toneladas.

Dragado de Jan de Nul

Frente a esta situación compleja, Jan de Nul está anunció que redobló sus esfuerzos con tareas de sobredragado de dos pies adicionales de profundidad (50cm) para compensar el bajo nivel del río Paraná en el menor plazo posible con el fin de aminorar el impacto de este fenómeno y facilitar el tránsito fluvial. La compañía dispuso 5 dragas, y todo su equipo profesional y técnico para trabajar todos los días de la semana y las 24hs del día con el propósito de garantizar la mayor navegabilidad del río y colaborar con el sector productivo y exportador a mantener su caudal de actividad, en este momento que la industria y el país tanto lo necesitan.

El contrato para el mantenimiento del Paraná ha estado en manos de la draga belga Jan De Nul durante los últimos 25 años. Ese contrato expiró oficialmente pero el Gobierno anunció que la empresa continuaría su trabajo durante al menos tres meses más.

Jan De Nul se encuentra entre las firmas internacionales que se espera que presenten ofertas por el próximo contrato. Al mismo tiempo, el Gobierno ha rechazado los llamados de algunos legisladores locales para entregar el dragado del Paraná a una empresa estatal.

“Jan De Nul hizo un gran trabajo el año pasado cuando tuvimos este problema con el río Paraná. Por eso hemos solicitado que el gobierno extienda la concesión de dragado actual por más de 90 días ”, dijo Gustavo Idigoras, director de la cámara de empresas exportadoras CIARA-CEC de Argentina. “Si no tenemos sus equipos y conocimientos, sería muy difícil para otra empresa garantizar el tránsito por el río”, agregó.

Temas en esta nota