Cambio climático: ahora la ONU apunta al metano y suma presión sobre el sector agropecuario

El nuevo informe podría plantear desafíos para los países donde la agricultura y la ganadería, especialmente el ganado, son sectores importantes

Por
Cambio climático: ahora la ONU apunta al metano y suma presión sobre el sector agropecuario
09deAgostode2021a las08:36

En cuatro décadas de negociaciones climáticas, el mundo se ha centrado intensa y exclusivamente en el gas más abundante que calienta el clima: el dióxido de carbono. Este año, los científicos instan a centrarse en otro gas de efecto invernadero, el metano, como la mejor esperanza del planeta para evitar un calentamiento global.

Los países deben hacer "reducciones fuertes, rápidas y sostenidas" en las emisiones de metano además de recortar las emisiones de CO2, advierten los científicos en un informe histórico del Panel Intergubernamental de Cambio Climático de la ONU (IPCC).

Reuters cita que la declaración podría causar consternación en los países que optan por el gas natural como una alternativa más limpia al carbón que emite CO2. También podría plantear desafíos para los países donde la agricultura y la ganadería, especialmente el ganado, son sectores importantes.

Ver también: Un mundo que se calienta: cómo impacta el cambio climático en el agro argentino

Pero aunque tanto el metano como el CO2 calientan la atmósfera, los dos gases de efecto invernadero no son iguales. Una sola molécula de CO2 provoca menos calentamiento que una molécula de metano, pero permanece durante cientos de años en la atmósfera, mientras que el metano desaparece en dos décadas.

El informe ejerce "mucha presión sobre el mundo para que intensifique su juego con el metano", dijo el revisor del informe del IPCC, Durwood Zaelke, presidente del Instituto para la Gobernanza y el Desarrollo Sostenible en Washington, D.C. “Cortar el metano es la estrategia más grande y más rápida para frenar el calentamiento”, dijo Zaelke.

PERO ¿POR QUÉ EL METANO AHORA?

La temperatura global promedio de hoy ya es 1.1 ° C más alta que el promedio preindustrial, gracias a las emisiones bombeadas al aire desde mediados del siglo XIX. Pero el mundo habría visto un calentamiento adicional de 0,5 ° C si los cielos no se hubieran llenado de contaminación que refleja parte de la radiación del sol hacia el espacio, dice el informe.

A medida que el mundo se aleje de los combustibles fósiles y aborde la contaminación del aire, esos aerosoles desaparecerán y las temperaturas podrían aumentar.

Reducir rápidamente el metano podría "contrarrestar" este efecto, al tiempo que mejora la calidad del aire, dijo la autora del resumen del informe del IPCC, Maisa Rojas Corradi, científica atmosférica de la Universidad de Chile.

A escala mundial, las emisiones de metano son responsables de alrededor del 30% del calentamiento desde la era preindustrial, según las Naciones Unidas.

Pero el IPCC no había discutido hasta ahora el papel del metano, los aerosoles y otros contaminantes climáticos de corta duración.

"El informe llama la atención sobre los beneficios inmediatos de las reducciones significativas en el metano, tanto desde el punto de vista de la concentración atmosférica, como también los beneficios colaterales para la salud humana de la mejora de la calidad del aire", dijo Jane Lubchenco, subdirectora de clima y medio ambiente en la Oficina de Política Científica y Tecnológica de la Casa Blanca.

MOMENTO DEL METANO

Las actualizaciones en la tecnología y las investigaciones recientes sugieren que es probable que se hayan subestimado las emisiones de metano de la producción de petróleo y gas, los vertederos y el ganado.

El informe envía una fuerte señal a los países que producen y consumen petróleo y gas de que necesitan incorporar "planes agresivos de reducción de metano de petróleo y gas en sus propias estrategias climáticas", dijo Mark Brownstein, vicepresidente senior de energía en Environmental Defense Fund.

Las emisiones de los vertederos y las empresas de energía podrían ser las más fáciles de abordar, dijo. En tanto, el informe agrega que el metano agrícola a gran escala es más difícil porque no existe la tecnología de reemplazo a gran escala.

La UE está proponiendo leyes este año que obligarán a las compañías de petróleo y gas a monitorear e informar las emisiones de metano y reparar cualquier fuga.

Se espera que Estados Unidos dé a conocer las regulaciones del metano para septiembre que son más estrictas que las reglas emitidas por la administración Obama, que luego fueron revocadas bajo el ex presidente Donald Trump.

Estados Unidos y la UE representan más de un tercio del consumo mundial de gas natural.

Pero es probable que las principales economías sin regulaciones estrictas sobre la producción de petróleo y gas o la agricultura, como Brasil y Rusia, también sean grandes emisores de metano, dijo el coautor del IPCC, Paulo Artaxo, físico ambiental de la Universidad de Sao Paulo.

Las fugas (de metano) de gas y también de pozos de petróleo son muy difíciles de cuantificar”, dijo. Si los países no están buscando, no lo encontrarán.

Algunos grupos ambientalistas y funcionarios gubernamentales han instado a un acuerdo global sobre el metano, como el Protocolo de Montreal que abordó el agotamiento del ozono.

Dicho acuerdo podría comenzar con el metano de la industria del petróleo y el gas, que ya tiene tecnología para frenar esas emisiones, dijo Armond Cohen, director ejecutivo de Clean Air Task Force, un grupo de tecnología climática con sede en Boston. "No es una ciencia exacta. No se requiere tecnología exótica aquí ", dijo. "Así que comencemos por ahí".

Temas en esta nota

Cargando...