Soja: fuerte recorte para la cosecha de Brasil y casi US$ 600 la tonelada en Chicago

La Conab actualizó sus estimaciones de producción y reflejó el impacto de la sequía

Por
Soja: fuerte recorte para la cosecha de Brasil y casi US$ 600 la tonelada en Chicago
10deFebrerode2022a las10:40

La Compañía Nacional de Abastecimiento (Conab) de Brasil estimó hoy la cosecha de soja en 125,47 millones de toneladas, quedando por debajo de los 134 millones que proyectó ayer el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA).

Ver precio de la soja en Chicago.

Cosecha de soja en Brasil

“El desempeño de la cosecha actual está impactado por la severa sequía, verificada en los estados de la región sur del país y en el centro-sur de Mato Grosso do Sul, lo que justifica las pérdidas expresivas en los rendimientos estimados, especialmente en soja y cultivos de maíz”, explica el presidente de la Conab, Guilherme Ribeiro. “Incluso con lluvias más regulares en comparación con las registradas en diciembre del año pasado, las lluvias registradas en enero en la región Sur no fueron suficientes para alcanzar el promedio de toda la región”, agrega.

Con el 16,8% de la soja ya cosechada en Brasil, la producción tendrá una caída de cerca del 9% en comparación con la campaña anterior. La siembra de la oleaginosa se dio dentro de la ventana ideal en la mayoría de las regiones productoras, lo que generó expectativas positivas. Sin embargo, a partir de noviembre, el escenario cambió debido a condiciones climáticas adversas. “La influencia del fenómeno de La Niña interfirió fuertemente en las precipitaciones registradas. Prácticamente toda la Región Sur y parte de Mato Grosso do Sul sufrió severa restricción hídrica en noviembre y diciembre, además de las altas temperaturas, lo que provocó una drástica caída de la productividad en las áreas”, reforzó el director de Política e Información Agropecuaria de la Empresa, Sergio De Zen, a Noticias Agrícolas.

En cuanto al maíz, a pesar del clima adverso para la primera cosecha, la Conab espera una recuperación en la producción. Según la estimación de la empresa estatal, se deben cosechar 112,34 millones de toneladas, un aumento del 29% en comparación con 2020/21. La primera cosecha del grano amarillo debería quedar en 24 millones de toneladas, un volumen muy cercano al cosechado la temporada pasada. Para la segunda cosecha se espera un incremento del 47%, llegando a 86 millones de toneladas. “Este aumento se debe a los atractivos precios del mercado y a las siembras realizadas en la ventana ideal de la soja, principal cultivo que antecede al maíz”, enfatiza el director.

Ver también: Rally impresionante de la soja

Participación de Brasil en el mercado de soja

Karen Braun, analista de Reuters, explica que las pérdidas que sufrió la cosecha son récord: "Estas reducciones de la cosecha inducidas por la sequía mantienen la proyección de la producción mundial de soja de este año en un mínimo de ocho años en relación con la demanda, pero el golpe se suaviza con la disminución de las necesidades del principal importador, China", explica.

La disminución del 7% de diciembre a febrero es el mayor recorte de dos meses del USDA desde la cosecha de 2012, que también luchó contra la sequía. Pero el mercado mundial de soja se ha transformado drásticamente desde entonces.

La temporada 2011-12 fue la última vez que Estados Unidos fue el principal exportador de soja, pero desde entonces ha sido cada vez mayor la participación de Brasil: las exportaciones mundiales de soja del vecino país hace una década era del 40%, frente al 55% actual.

Las exportaciones de Brasil han crecido más del 150% en la última década. Incluso con la sequía de este año se espera que superen los envíos de EE. UU. en más del 60 %. El crecimiento de las exportaciones de EE. UU. en diez años es de alrededor del 50 %.

"El auge de la soja en Brasil ha sido posible gracias a la duplicación de su cosecha durante la última década tanto en la expansión del área como en el rendimiento. La cosecha de Brasil superó por primera vez a la de EE. UU. en 2017-18", explica Braun.

Las estimaciones históricas de cultivos no dan grandes indicios de cuánto más puede caer la cosecha de soja de Brasil porque hay muy pocos ejemplos. La cosecha de 2009 sufrió pérdidas similares a las de 2012, y la producción final en ambos años se acercó a las estimaciones más bajas de la temporada del USDA.

Estos recortes anticipan una mayor demanda sobre Estados Unidos, lo que elevó el precio de referencia de Chicago a estar nuevamente cerca de los US$ 600.

Temas en esta nota

Cargando...