Estados Unidos: la sequía obliga a sacrificar cada vez más ganado y advierten por subas en los precios

La escasez de agua y la falta de pasturas modificó el comportamiento ganadero; advierten por menor oferta de carne a mediano plazo

Por
REUTERS/Adrees Latif

REUTERS/Adrees Latif

24deAgostode2022a las15:26

Estados Unidos sufre, en gran parte de su territorio, una importante sequía. Además, se suman las altas temperaturas que no permiten que haya buenas pasturas.

Con este combo, los ganaderos optaron por sacrificar más animales de los habituales. Según señaló Reuters en Texas, esta situación se agravó y la sequía afecta el 93 % del estado. 

Las temperaturas y la sequía no dejaron opción y no descartan que aumente el número de ganado que manda a matar. “Probablemente aumente los precios de la carne a largo plazo debido a la disminución de la oferta de la región ganadera más grande del país”, informó la agencia internacional.

Los números reflejaron que más del 93 % de Texas atraviesa una sequía. A este escenario se suma que cerca del 54 % del ganado norteamericano sufrió este evento climático. 

Se espera que el mercado reciba una gran oferta de carne, pero a mediano plazo preocupa que haya una faltante o menor oferta de lo normal. Por este motivo, no se descarta una disparada en los precios.

Paul Craycraft, copropietario de East Texas Livestock Auction en Crockett, dijo a Reuters que los pastos secos están privando al ganado de una importante fuente de alimento. Esta situación también eleva los costos porque es necesario complementar la dieta de los animales. 

"Hemos tenido no sé cuántos días de 38 °C y se puede ver aquí, ya sabes, la hierba se ha ido", dijo Craycraft. Además, agregó: "Las vacas están empezando a perder peso. Las vacas están débiles porque no hay proteínas. Así que nos estamos deshaciendo de muchas vacas".

Los números -explicó Craycraft- señalaron que alrededor del 75 % de las vacas vendidas en subastas en los últimos dos meses fueron al matadero. “Aumentó del 30% al 40% en relación a años normales”, mencionó.

Wesley Ratcliff, fundador de Caney Creek Ranch en Oakwood, comentó a Reuters que comenzó temprano a vender 50 de sus 500 vacas este año a medida que empeoraba la sequía. "Eran vacas mayores y podrían haber tenido otro ternero para nosotros, pero en lugar de esperar a que tuvieran otro bebé, los enviamos al frigorífico”, añadió.

Temas en esta nota

Cargando...