Clave para el campo: una mala experiencia llevó a dos argentinos a crear el primer posnet sin internet del mundo

“El 15 % de las transacciones se pierde por falta de conectividad”, advierten los creadores

Clave para el campo: una mala experiencia llevó a dos argentinos a crear el primer posnet sin internet del mundo
18deOctubrede2022a las12:52

En Argentina hay un 15 % de las transacciones que se pierden por falta de conectividad. Frente a este diagnóstico y para disminuir la brecha financiera en la región, dos emprendedores argentinos desarrollaron Inipay, una especie de “posnet” cuya principal característica es no depender de Internet para posibilitar operaciones. 

“La falta de conectividad es una problemática que le pega a la economía local”, expresó Enrique Cortés Funes, cofundador junto a Alejandro Repetto de Inipop, la compañía que en 2016 creó el primer vehículo autónomo del país y hoy se enfoca en solucionar una realidad que afecta particularmente a las zonas rurales del país. 

La idea del proyecto surgió de una experiencia que les tocó vivir: “Un día tratamos de pagar digitalmente en un supermercado chino y tuvimos que caminar 60 metros con el dueño hasta enganchar señal y procesar una tarjeta de crédito”, contó Funes en entrevista con Agrofy News. Eso se replicó también en un viaje a San Antonio de Areco: “Estaba con dos amigos y para pagar en un local de alfajores, con tres operadores móviles distintos, uno tuvo que ir a la puerta del local, otro tuvo que caminar enfrente y otro a la plaza”. 

Inipay: mejor infraestructura y nuevos players

Funes sostiene que hay una brecha en el uso de pagos digitales que tiene que ver con la infraestructura: “Eso sucede mucho en el campo. Lo que hicimos fue crear una tecnología que permite independizarse de eso. Se le da una infraestructura de bajo costo para que los pagos digitales no compitan con el flujo normal de internet”. 

El dispositivo utiliza una tecnología de radiofrecuencia que se llama LoRaWAN: “Ninguna empresa la había aplicado para algo tan simple como son los pagos digitales. Somos la primera en el mundo en haberlo desarrollado. Hoy tenemos una tecnología con cuatro patentes en EEUU”, contó el emprendedor. 

El cofundador de Inipay contó que esta tecnología se puede utilizar pensando en zonas rurales, lugares remotos, o eventualmente en el medio de un estadio de fútbol: “Podemos abarcar hasta distancias de 15 kms”.

En el caso del agro, actualmente están estudiando y trabajando con players que les permitan llegar a ese nicho: “No hay una plataforma de pagos que abarque todos los rubros por eso hoy estamos buscando compañías que nos ayuden a mejorar la propuesta de valor de pagos digitales para toda la problemática del sector, incluyendo la lógica de la conectividad”, adelantó. 

Un modelo de inclusión digital

Inipay se comunica de forma inalámbrica con cualquier smartphone y con los concentradores instalados en las ciudades, a través de radiofrecuencia, reenviando al back de pagos correspondiente la transacción financiera en tiempo real: “Te comunicás con un modem como lo harías por wifi y ese modem se conecta con una antena”, contó el emprendedor y aclaró que su esquema de trabajo es B to B to C: “Lo que hacemos es trabajar con los comercios. El comercio le compra a nuestros clientes, estos pueden ser por ejemplo Shell, Diario La Voz. Son ellos los que llevan al punto de venta, aprovechando nuestra tecnología”.  

“Necesitamos economías locales que quieran invertir en infraestructura que les incremente las ventas. Los niveles de aceptación digital pueden mejorar un 50 % la demanda. Eso ayuda a que se pueda pagar la infraestructura, mejorar y escalar los negocios”, expresó el emprendedor.

El foco del negocio de Inipay es generar inclusión financiera e infraestructura de pagos: “La inclusión es poder pagar digitalmente en cualquier momento y en cualquier lugar. No es una cuestión etaria, ni sociodemográfica. Se asocia la palabra inclusión a una cuestión de accesibilidad económica pero en este caso nos referimos a cualquier persona. Un rico tiene que poder pagar en una zona donde el que vende es pobre”, explicó Funes. 

Funes resaltó que no buscan trabajar a nivel geográfico sino ecosistémico, como por ejemplo, una aerolínea que quiera mejorar la forma de conectividad en aeropuertos: “Desembarcamos donde hay interés de un partner de tomar control del flujo de pagos digitales. Esto puede pasar en distintos sectores, por eso pensamos en ecosistemas de pagos”. 

Respecto al costo de la tecnología, desde Inipay explicaron que no se cobra por la conectividad, lo que hacen es disponibilizar el sistema: “Nuestro sistema opera igual que opera cualquier otro player del mercado. Mis clientes llevan el dispositivo al punto de venta y ellos cobran la tarifa. Yo les cobro a mis clientes. Al punto de venta le llega un costo por procesamiento que suele ser bastante competitivo, lo define nuestro cliente”.

Economías regionales: generar un puente

Una de las preocupaciones principales de Inipay son las economías regionales: “Si no hay conexión para pagar digitalmente es una transacción que se pierde y eso impacta en la economía local”. 

El tema es cómo llegar a esos lugares, a esos puntos de venta tan disgregados: “El turismo es un buen trackeador de eso. Lo que tratamos de generar es el puente. Si es un ecommerce que quiere llegar a tener plataforma de pagos presenciales con tarjetas de crédito y débito, tratamos de encontrar el partner que pueda ayudar a esa economía local, como cableoperadores o compañías de fibra, que quieran armar su red de pagos en una localidad”, explicó Funes. 

Uno de los datos que asombra es que todavía “8 de cada 10 transacciones en Argentina se pagan en efectivo”. El cofundador de Inipay contó que en Latinoamérica se dan muchas realidades: “Hay muchos operadores móviles que dan el Whatsapp gratis, entonces hay gente que no paga datos. El digital tiene que tratar de emular lo que hace el efectivo. Un vendedor ambulante, un tendero, un punto de venta móvil ahora puede tener una alternativa de bajo costo, liviana, que garantice las transacciones”. 

Desde Inipay aclaran que no trabajan solo en lugares sin conectividad y distinguen las ocasiones de pago donde la infraestructura no acompaña: “Hay lugares donde directamente no hay conectividad, hay lugares donde hay conectividad pero es inestable, hay lugares donde la conectividad colapsa por cuestiones de masividad y hay lugares donde se asocian a la no conectividad por ser fronterizos”.

Y dio un ejemplo: “CABA es un lugar totalmente conectado, pero vas a una cancha el domingo, se juntan 60 mil personas, colapsa el 4G y no podés cobrar. Hay un sinfín de situaciones donde la infraestructura no es suficiente. Hasta en el US Open se pueden perder transacciones y hay 5G. Nosotros somos el plan b para que esas transacciones se generen dentro de un flujo digital”, destacó Funes.

Diseñar el futuro

En un contexto cada vez más amenazado por posibles estafas, desde Inipay destacan que cumplen con todos los estándares de seguridad del mundo financiero: “Toda nuestra información va encriptada, ya sea que vaya en redes convencionales o no convencionales. No hay que negar que hay atracos y robos como hay en el mundo físico, pero constantemente estamos invirtiendo en ciberseguridad para que no suceda”. 

La empresa hoy está radicada en EEUU, tienen fondos de inversión y una ronda abierta en la que están apostando nuevos inversores: “Tenemos partners, como Globant que ofrecen nuestras soluciones en más de 80 países. El mundo fintech nos está recibiendo con los brazos abiertos. Queremos abordar esta problemática globalmente y ofrecerla al mundo entero”. 

Tanto Funes como su socio Repetto, trabajan como practitioners de Institute for the Future, en California: “Es una institución que se dedica a Diseño de Futuros. Juntos escribimos un libro que es el primero de habla hispana en hablar sobre este tema. Somos divulgadores de esta herramienta. Tener una buena visión de futuro y sumarle la cultura maker, de acción, tiene sentido”, concluyó.

Temas en esta nota

Cargando...