El comercio de carnes, en una tendencia sin retorno

24deJuliode2000a las08:48

Los productos envasados al vacío ganan terreno en el mercado

Como con la leche y los pollos, se busca estandarizar y diferenciar loscortes

En la Rural, tres stands con diferentes marcas

Cuestan un 15% más que lo habitual

Los cambios suelen resistirse. No son sencillos. Más aún cuando tocan lasbases tradicionales de una cultura alimentaria. En este caso, nada menos que lade la comercialización y el consumo de carne vacuna en la Argentina.

Sostener una conversación -o discusión- acerca de la marca de la carneantes de encender el fuego para un asado tiene escasa cabida. En cambio, el vinoque acompañe semejante banquete merecerá toda una serie de valoraciones. ¿Porqué?

La misma pregunta se hicieron hace algunos años diferentes empresarios delsector, que ahora proponen hacer de los cortes cárnicos un productodiferencial, envasado al vacío y con toda la información de origen necesaria.

"Tarde o temprano la carne iba a tener que emprender este camino, es unatendencia sin retorno", confirmó Víctor Tonelli, gerente del flamanteproyecto Carnes Hereford, fundado hace sólo dos meses.

Por primera vez, en la Rural tres stands -Carnes Hereford, Aberdeen Angus yLa Hacienda, de supermercados Disco- exhiben el leitmotiv de la muestraganadera; es decir, el alimento que finalmente llega a la mesa de la gente.

"Creemos que el sistema de packaging es el futuro del negocio de lascarnes, porque otorga todas las garantías de calidad al consumidor",explicó Stanley Hogg, gerente general del frigorífico Argentine Breeders, unaempresa del grupo Pilagá que procesa la carne de la marca Aberdeen Angus.

La calidad

En un futuro cercano, agrega Tonelli, el comercio de carnes envasadas -nonecesariamente de marca- alcanzará el 20 por ciento de las 2.300.000 toneladasque se venden anualmente en la Argentina.

"Las personas están pidiendo garantías sobre lo que consumen, comoocurre con la leche, sólo que en el caso de la carne ese proceso quedórezagado", opinó Alberto Gorleri, gerente de comercio exterior delfrigorífico Friar, propietarios de la marca Las Lilas, ya con 10 años en elmercado. Es de suponer, entonces, que en el futuro podría asistirse al ocaso deaquel emblemático y entrañable carnicero, al menos como hoy se lo concibe."El carnicero tal cual lo conocíamos ya se ha reconvertido odesaparecido", afirmó Hogg. Un concepto, este último, compartido porTonelli, aunque asegura que las carnicerías especializadas poseerán un lugarpreferencial en el proceso de cambio.

En Australia, el 60 por ciento de la carne se envasa en el lugar deindustrialización -frigoríficos- y llega a la boca de expendio ya en cortesanatómicos.

En los Estados Unidos esta práctica alcanza el 85 por ciento y en el ReinoUnido llega hasta el 90 por ciento. Así, la media res colgada del gancho en lascarnicerías prácticamente ha dejado de existir.

"Esto tiene ventajas enormes de eficiencia y costos", comentaTonelli, pero aclaró que aquí la estructura de la cadena de comercializaciónfrena el desarrollo de esta tendencia.

Dentro de esta nueva concepción, instalar una marca representa el paso másimportante. Tanto Las Lilas, Aberdeen Angus y Hereford garantizan la calidad delproducto, las características de la alimentación del ganado y las sugerenciasde cocción.

"Con el nombre no basta, tiene que haber un sistema que transmitaconfianza y credibilidad -consignó Tonelli-, pues Carnes Hereford provienedirectamente de la raza ganadera homónima y asegura terneza como principalvalor."

De todos modos, la carne de marca aún representa una porción muy pequeñadel mercado.

De hecho, Aberdeen Angus vende 20 toneladas por mes -estimaban 25-; CarnesHereford, unas 100 toneladas, y Las Lilas ronda las 150 toneladas mensuales.

Claro,

Temas en esta nota

    Cargando...