Pollos: calificaron de "exagerada" la reacción de Brasil

Por
02deAgostode2000a las08:27

La secretaria de Industria, Comercio y Minería, Débora Giorgi, aseguróayer que si los sectores privados de la Argentina y Brasil llegan a un acuerdosobre el comercio de pollos, el Gobierno estaría dispuesto a levantar lasmedidas antidumping. En declaraciones a la prensa, Giorgi dijo que el gobiernodel Brasil "estaba informado" sobre el problema del comercio deproductos avícolas y sostuvo que la medida "no afecta el relanzamiento delMercosur", respondiendo así a funcionarios brasileños. La semana pasada,la Argentina estableció un precio mínimo de 92 centavos por kilo para elingreso de pollos brasileños al país de la empresa Sadia, y de 98 para elresto, y el lunes el ministro de Industria de Brasil, Alcides Tapias amenazócon recurrir a la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Respecto de las expresiones del funcionario brasileño, el presidente delCentro de Empresas Procesadoras Avícolas (CEPA), Roberto Domenech, sostuvo ayerque "es una reacción exagerada".

En tanto, Débora Giorgi dijo que "no me gusta hablar de palabras depersonas a quienes no he escuchado", y señaló que la medida antidumping"es el último recurso" que le quedó por aplicar para atender ladelicada situación de los productores argentinos.

Asimismo, Domenech acusó al presidente de Sadia, empresa avícola líder enBrasil, Luis Furlán, de tener "fuertes influencias políticas" paralograr que el gobierno de su país decida protestar. "Es una reacciónexagerada que está fuera de la realidad que Brasil conoce perfectamente através de sus productores y autoridades", afirmó el titular del CEPA endiálogo con DyN.

Giorgi ratificó que dos técnicos de la Secretaría de Comercio de Brasilarribarán a Buenos Aires para analizar los 70 tomos del proceso por dumping quese siguió a los frigoríficos del país vecino desde 1997. La titular de esasecretaría, Lytha Spindola, envió una nota a Giorgi en la cual le pidióexplicaciones sobre la medida, y la funcionaria argentina invitó a que venganlos dos técnicos para que analicen los fundamentos.

También señaló que "estamos iniciando negociaciones entre lossectores privados de ambos países" en el corto plazo, con la finalidad dellegar a un acuerdo sobre el comercio bilateral. "Si ese acuerdo conforma alos sectores privados de ambos países levantaremos las medidas", anticipóGiorgi, quien dijo confiar en los resultados de esa negociación.

Por su parte, Domenech precisó que "Sadia ocasionó un verdaderodesastre en 1997, cuando aumentó el envío de pollos de Brasil a la Argentinade 400 a 1.400 toneladas, a 70 centavos de dólar por kilogramo, muy por debajodel precio internacional del producto, que era de un dólar", subrayó."Así se inició el dumping, con márgenes importantes, que después fueimitado por el resto de las empresas brasileñas que exportaban a laArgentina", señaló el productor avícola y presidente de CEPA a estaagencia. En el mismo orden, puso de relieve que "el mes pasado ingresaronpollos de Brasil a un precio de entre 58 y 62 centavos de dólar por kilo,cuando en ese país tienen un valor de referencia de entre 80 y 90centavos"."No puedo entender que las autoridades brasileñas diganahora que la investigación está mal hecha", sostuvo Domenech, quienaseguró que "Brasil se sienta en la mesa de negociación con la Argentinapara nunca negociar nada". Asimismo, indicó que "Furlán hizo de estoun caso personal, a través del fuerte lobby que impulsó ante el gobiernobrasileño para que éste decida hacer una presentación ante la OMC, que es unaverdadera exageración". (DyN)

Temas en esta nota

    Cargando...