Berhongaray dijo que Canadá y EE.UU. aceptan nuestras carnes

18deAgostode2000a las08:50

El secretario de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación, AntonioBerhongaray, informó que los Gobiernos de los Estados Unidos y Canadá, desdeel 15 de julio, cuando se planteó la cuestión de la aftosa, han aceptadoremitir a sus mercados el 75 por ciento de las carnes enviadas desde Argentina.El funcionario, tras informar a los integrantes de la Comisión de Agricultura yGanadería de la Cámara de Senadores, durante un breve diálogo conperiodistas, dijo que de 100 contenedores llegados a esos países en el últimomes, 75 ya fueron desembarcados y liberados al mercado interno, y los restantes25 están siendo sometidos aún a estudios.

El secretario mantuvo con los legisladores un encuentro de más de una hora,el que fue presidido por el titular de la Comisión, el senador HoracioMasaccessi (UCR-Río Negro) y en el que también intervinieron el ministro deAgricultura de Formosa, Amadeo Nicora, y el secretario de Agricultura,Ganadería y Recursos Naturales de Santa Fe, Oscar Alluatti.

El funcionario formoseño junto con los senadores Manuel Rodríguez(PJ-Formosa) y Alberto Maglietti (UCR-Formosa) cuestionaron severamente lasmedidas implementadas por la Secretaría ya que, según el segundo, dichaprovincia fue tomada como "conejito de Indias" para centrar en ellatodos los problemas que se puedan generar alrededor de este tema.

Nicora indicó a Télam que la decisión de declarar a Formosa bajo"vigilancia epidemiológica" resulta "discriminatoria" yaque no se adoptó igual criterio con las provincias de Corrientes y Entre Ríoscuando se detectaron en las mismas focos, por cuanto la "vigilancia",en esos casos, se estableció en los municipios involucrados, Mercedes yConcepción del Uruguay, respectivamente.

Precisó que en el caso de Formosa sólo se encontró serología positiva enel departamento Pilcomayo, en el noroeste de la provincia, por lo que, siguiendocon el criterio fijado para Mercedes y Concepción del Uruguay, ladeterminación para esa provincia debió haberse limitado al referidodepartamento Pilcomayo.

Si bien durante la charla con los periodistas Berhongaray descartó laexistencia de un plan conspirativo, en la reunión a puertas cerradas con loslegisladores admitió que existen interesados en desacreditar las carnesargentinas, y señaló como ejemplo que algunos organismos de control en elexterior recibieron mensajes falsos con graves denuncias.

Al respecto, el senador José Luis Gioja (PJ-San Juan), secretario de laComisión, quien hizo a Télam una elogiosa evaluación de la intervención delfuncionario, indicó que durante la misma, Berhongaray señaló el caso de unmail apócrifo, firmado presuntamente "por un tal Olmos, que según se nosinformó, es una gran autoridad mundial en estas cosas".

La situación del INTA

Ante consultas planteadas por algunos legisladores, el secretario aclaró queel Poder Ejecutivo, ante el problema planteado, devolvió al Instituto Nacionalde Tecnología Agropecuaria (INTA) los seis millones de pesos que le habíarecortado de la partida presupuestaria prevista para este año, a la que habíabajado de 100 a 94 millones.

De esa manera contestó a reclamos como los del senador Rodríguez para quien"faltan controles del Senasa", respecto de lo cual se informó, en laactualidad, en la frontera con Paraguay están trabajando 800 gendarmes y 400funcionarios del referido organismo, aunque advirtió las dificultades queofrece ese límite del país.

Recordó que se trata de una frontera de 700 kilómetros de extensión, quetiene zonas en las que se puede cruzar sin problemas ante las característicasque ha ido tomando el río Pilcomayo, lo que facilita la práctica delcontrabando sobre todo en el caso del ganado, el que lo atraviesa "dando unsalto o, a veces, simplemente caminando".

Recordó Berhongaray que el contro

Temas en esta nota

    Cargando...