Advierten una caída en exportaciones de carne

Por
30deEnerode2001a las08:34

El incremento de los casos del mal de la «vaca loca» en algunos países dela Unión Europea (UE) tuvo «funestas» consecuencias para las exportacionesargentinas.

Así lo confirmó la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivadosde la República Argentina (CICCRA).

El precio de venta de la Cuota Hilton a mediados de octubre se ubicabaalrededor de 8.000 dólares por tonelada, y dada la fortísima caída delconsumo en Alemania, principalmente, los valores reales de venta en laactualidad (cuarta semana de enero) oscilan entre 4.000 y 4.200 dólares portonelada, indicó la entidad en su décimo informe.

Sin duda, la caída de los valores a la mitad generará una retracción delas ventas a ese mercado muy importante, que seguramente será superior a 50%.El volumen operado con ese destino tiende a ser cero, y sólo se realizan muyescasas operaciones porque a algunas empresas les resulta imposible paralizarsus ventas, evitando romper la cadena de pagos.

Las operaciones realizadas a esos valores generan quebrantos, ya quevendiendo 14% de la res a 4.000 dólares por tone-lada resulta imposibleimaginar una integración que no produzca pérdida, señaló el documento acargo de Miguel Schiariti y Pablo Lara.

Tendencia

La evaluación referente a la pérdida de exportaciones realizada en elinforme anterior quedó absolutamente superada por la realidad, y hoy esprácticamente imposible estimar la caída en el monto total de lasexportaciones debido a la «vaca loca», básicamente porque no se puede estimarcuándo se revertirá la tendencia a la baja.

«Desde hace muchos años insistimos en que a los sectores pecuario yfrigorífico argentinos le resulta imprescindible la creación de un Institutode Carnes -recordemos que en el '92 desapareció la Junta Nacional de Carnes, ydesde entonces la promoción se realizó esporádicamente y ante caídas bruscasde precios-, convicción que alcanzó a todos los sectores de la industria y dela producción», aseguraron los especialistas.

A la crisis estructural planteada, a lo largo del año 2000 se fueronagregando:  La pérdida de competitividad respecto de la Unión Europea. Ladevaluación del euro, en un contexto donde los europeos fijan el precio de lacarne, implica un menor precio en dólares para los exportadores argentinos.

En 1999 se devaluó 16%, en 2000 cayó otro 7%. Tal vez las perspectivas para2001 sean más optimistas, en la medida en que la desaceleración de los EstadosUnidos y la política monetaria de la Fed continúen, que el crecimiento deEuropa se mantenga y la tendencia a la recuperación exhibida por el euro en losúltimos meses de 2000 continúe.

Las injustificadas demoras en la devolución del IVA por problemas de cajadel Estado, obligando a las empresas a financiarse a tasas usurarias.

El real brasileño evolucionó al mismo ritmo que el euro, depreciándose7,9% en 2000 (en términos reales, perdió poder frente al euro). Pero mantuvola ventaja adquirida con la devaluación de enero de 1999.

El acontecimiento aftósico, con la pérdida durante cinco meses del mercadodel NAFTA, que representaba en ese momento 24% del monto de las exportacionesargentinas y comenzaba a ser el mercado alternativo para los tres cortes Hilton.Recuperar el incipiente mercado de cortes en Estados Unidos demandará 3 meses omás, ya que hay que recuperar la confianza y volver a ser creíbles para loscompradores norteamericanos.

En el transcurso del año anterior se cerraron y convocaron 10 empresas entodo el país, afectando 3.500 puestos de trabajo y dejando de pagar haciendapor varias decenas de millones de pesos.

«Para revertir en dos o tres meses los efectos que sobre nuestrasexportaciones causa la BSE, el Estado debe proporcionar recursos de manerainmediata para realizar una intensa acción de esclarecimiento a losconsumidores alemanes y de la UE en general, in

Temas en esta nota

    Cargando...