Nuestra debilidad institucional, económica y social (sexta y última parte)

Por
17deSeptiembrede2002a las08:28

SOMOS UN PAÍS POBRE?

¿Somos un país pobre? Vale decir, ¿nuestra pobreza es estructural? ¿O sólo estamos atravesando una etapa difícil? De hecho, existen personas y actividades mucho mejor preparadas para dar respuesta a esto, como es el caso de los intelectuales, los economistas, los sociólogos y los analistas del consumo; entre otros.


No obstante, algunas cifras y consideraciones ayudan a pensar, y son las siguientes:

  • consumimos más de 200 litros de lácteos / persona / año (BRASIL 110; AMÉRICA LATINA 90; CHINA 7). La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que 150-160 son un valor satisfactorio (los casi 210 litros son un promedio, lamentablemente hay muchos chicos en la Argentina que no toman leche).
  • consumimos más de 65 Kg. de carne bovina (segundos en el mundo, después de URUGUAY).
  • consumimos más de 20 litros de aceite y bastante más de 50 Kg. de harina.
  • siendo productores, consumimos menos de 6 Kg. de arroz / persona / año (BRASIL + de 45; CHINA + de 90). El gasto en arroz no alcanza al 3 % del total de la canasta de alimentos y bebidas.
  • siendo uno de los pocos productores en el mundo, consumimos menos de 0,5 Kg. de poroto negro (BRASIL y MÉJICO + de 15). Asimismo, nuestro consumo de legumbres en general es mucho más bajo que el de la mayoría de los países con desarrollo intermedio.
  • gastamos más dinero en chocolates y chicles que en arroz.

OTRAS CONSIDERACIONES, RELATIVAS EN ESTE CASO A LA POBREZA

  • aunque muy mal distribuido, tenemos un ingreso per cápita que nos aleja de los países más pobres del planeta, de manera muy marcada. Es razonable afirmar que los U$S 7.500 de la convertibilidad eran una ficción. Tampoco reflejan la realidad los U$S 2.500 actuales. Probablemente nuestro ingreso sea similar al de BRASIL y MÉJICO, de U$S 4.000, con una gran potencial de crecimiento. (*)
  • los argentinos tienen en el exterior activos por U$S 100.000 millones, o tal vez más.
  • aunque declinante, tenemos un nivel educativo que aún es aceptable.
  • aún con problemas importantes, la vivienda y la salud así como los servicios esenciales son significativamente superiores a los de los países más pobres del planeta.
  • nuestro uso del agua potable es claramente el de un país con un grado de desarrollo que está muy lejos de ser un país pobre, a pesar de los graves problemas para obtener agua segura que tiene un 15-20 % de nuestra población.
  • somos una de las 17 ó 18 economías más grandes del mundo.

[(*) HAITÍ, el país más pobre de Occidente, tiene un ingreso per capita menor a U$S 300 dólares al año. BANGLADESH, el más pobre del mundo, tiene menos de U$S 140 dólares de ingreso. FRANCIA tiene U$S 25.000; EE.UU., U$S 40.000. ----------------------------------------------------]

HÁBITOS DE CONSUMO

A su vez también es muy cierto que se ha producido un cambio estructural en los hábitos de consumo, fundamentalmente en la clase media. La proliferación de segundas marcas es un buen ejemplo de esto. Diversos analistas del consumo creen que se trata de un fenómeno poco reversible; vale decir suponen que aún con mejoras en las expectativas o en aún en los ingresos, el consumidor promedio se ha hecho menos gastador.


Lo referi

Temas en esta nota