Sigue 2009 como meta para erradicar la aftosa de la Cuenca del Plata

Por
19deNoviembrede2002a las08:19

No importan los insucesos sanitarios que se registren en la región: la meta es la de trabajar con mayor firmeza para liberar a toda América del Sur del flagelo que significa la fiebre aftosa en el 2009, una fecha predeterminada que se mantiene incambiada.

Los avances registrados en la década del 90 cuando, entre otros, Uruguay consiguió ser el primer país en la región libre de este flagelo que representaba una materia pendiente para la ganadería del Río de la Plata, no fueron pocos, pero se quiere ir a más.

El documento con el nuevo plan impulsado por el Centro Panamericano de Fiebre Aftosa (Panaftosa), deberá estar aprobado en abril, para que comience a ponerse en práctica, según confirmaron los representantes de las sanidades de los países integrantes del convenio.

"El Plan Hemisférico para la eliminación de la enfermedad en América del Sur, tiene muchos años y se hizo atendiendo la realidad productiva que se conocía entonces", explicó el Dr. Víctor Saraiva, jefe del Programa de Enfermedades Vesiculares del Panaftosa.

RUMBOS. Hasta el momento, cada país integrante del Convenio Cuenca del Plata trabajaba bajo una estrategia común en todo su territorio, aunque el clima, las explotaciones ganaderas o los sistemas productivos pudieran variar de una zona a otra dentro de un mismo territorio nacional.

El nuevo documento, que viene siendo perfeccionado por el Centro Panamericano de Fiebre Aftosa, promueve una lucha diferenciada. "Con los años nos hemos dado cuenta que hay regiones que tienen mucho más riesgo de infestarse que otras y que, por esa fragilidad, ameritan un tratamiento especial", explicó el Dr. Saraiva.

La nueva metodología de combate "deberá ser presentada el año que viene, siguiendo los pasos posibles". El jefe del Programa de Enfermedades Vesiculares del Panaftosa insistió en que existe la confianza de tener listo el documento en abril, porque "los países integrantes de la Cuenca del Plata se están percatando del problema, están fortaleciendo sus estructuras y podrán mejorar su visión sobre la enfermedad y llevar adelante la erradicación de cara al 2009".

VENTAJAS. Con los cambios "se podrán mejorar las estructuras internas dentro de la Cuenca del Plata (Río Grande del Sur, Uruguay, Paraguay, Argentina, Chile y Bolivia)" y apuntar en el futuro a "estrategias orientadas a situaciones de riesgo". Desde la óptica del técnico, sería especificar cada vez más las microrregiones dentro de una gran región como es la Cuenca".

Temas en esta nota