Aún afectada por la aftosa, la ganadería uruguaya fue rentable

20deNoviembrede2002a las08:09

Tal como era esperable, el resultado económico de las empresas ganaderas integrantes de la Federación Uruguaya de Grupos CREA, para el pasado ejercicio, se vio sensiblemente afectado por el episodio aftósico que sacudió al país promediando el otoño del año pasado. Ello hizo que el mismo fuera algo inferior al que se había obtenido en el período inmediatamente anterior, cerrado al 30 de junio del 2001, pero que igualmente diera números positivos para la gran mayoría de las empresas encuestadas.

La presentación efectuada por el Ing. Agr. Leonardo Willebald, asesor CREA Ganaderos de Florida, fue la primera presentación dentro del programa de la 20a. Jornada de Información Económica del rubro, llevado a cabo por la citada entidad en las instalaciones del LATU, actividad que convocó a más de un centenar de empresarios, técnicos y autoridades a lo largo de todo el día, interesados por conocer desde las experiencias de los integrantes CREA en la mejora de la eficiencia de la producción de carne (mejoramientos de campo y cría vacuna en Sarandí Grande o manejo en pasturas mejoradas en la recría e invernada en Durazno) o en agregarle valor a la cadena agroindustrial (lo que está haciendo Procarne), hasta las perspectivas económicas para el año entrante en general o para los negocios ganaderos en particular, pasando por "los viejos temas" de la competitividad en la cadena cárnica o el análisis sobre los pros y los contras de invertir en los negocios agropecuarios.

LEVEMENTE POSITIVO. Para Willebald, "ese menor resultado en relación al ejercicio anterior se produjo, fundamentalmente, por un menor producto bruto logrado por esas empresas, ya que la composición de los insumos también fue algo inferior. Y ese producto bruto no se dio en razón de una menor producción, sino por los bajos precios obtenidos en el ejercicio derivados, a su vez, del problema de la aftosa, que incidió notoriamente en el resultado de las empresas ganaderas".

Explicó el expositor que el margen de rentabilidad del ejercicio "fue levemente positivo, dentro de lo que es el negocio agropecuario que, en el corto plazo, esto es un año, es de baja rentabilidad, igualmente obtuvo resultados positivos, favorecido a su vez por el sistema de cálculo, porque la desvalorización de los activos determinó que, en la relación de ingreso de capital sobre esos activos, igualmente no cayera tanto la rentabilidad".

Tras recordar que participaron de la encuesta 72 empresas integrantes de 11 grupos ganaderos de ocho departamentos, Willebald informó que la rentabilidad promedio de este ejercicio estuvo en 2,7% sobre los activos utilizados, siendo de 6% en las empresas que obtuvieron los mejores resultados, y negativa en 0,3% en las empresas que tuvieron peores resultados.

"En líneas generales, los mejores resultados estuvieron en las empresas de mayor tamaño, con predominancia de los sistemas de producción de ciclo completo en vacunos y criadores en ovinos, independientemente del tipo de suelo", estableció.

REFLEXIONES. El asesor CREA señaló, como reflexiones finales, que se viene de un año donde la situación para las empresas invernadoras "fue bastante difícil, porque tuvimos precios deprimidos por la aftosa, y las relaciones de reposición, porque venimos de ganados comprados el año anterior en una situación mejor de precios, han dado valores bastante malos en cuanto a producción".

Teniendo eso en cuenta, "podemos pensar que este entore que ha comenzado se vuelve a hacer en un año con buenas condiciones para él. Por lo que podemos pensar en un tercer año de buenos procreos, lo que factiblemente estaría determinando una oferta muy importante de terneros, con la consecuente disminución en el precio. Pero si por otro lado se concreta la entrada a los mercados no aftósicos, factiblemente podamos esperar alguna recuperación por el lado del

Temas en esta nota