¿Cuando para?

Si es posible abstraernos de las graves dificultades que padecen varias localidades santafecinas y entrerrianas a causa de las inundaciones y anegamientos, subyace la preocupación por la finalización de la cosecha de soja.

Por
16deMayode2003a las15:23

En este sentido la mejora del estado del tiempo es muy esperada en la mayor parte de la región pampeana, esperando el margen de días necesarios para dar el último paso.
Lamentablemente las perspectivas no son alentadoras y el actual período húmedo se extendería hasta mediados de la semana próxima, con una mejora temporaria durante el día domingo.

La vasta zona comprendida por la provincia de Entre Ríos, Santa Fe, este de Córdoba y norte de Buenos Aires se halla muy susceptible para recibir los eventos de mayor intensidad y es allí donde se encuentra estacionada una masa de aire con alto contenido de humedad y donde existe la mayor probabilidad para el desarrollo y fortalecimiento de los sistemas precipitantes. Esto se debe a que la dinámica del aire en la zona favorece los movimientos de ascenso y al alto contenido de vapor en capas bajas se le está sumando el ingreso de aire cálido y húmedo desde el norte.

El mapa de lluvia acumulada desde el comienzo de semana muestra el predominio de lluvias débiles con zonas puntuales con registros más importantes.

Durante el último mes la atmósfera media en el hemisferio sur ha mantenido movimientos lentos como consecuencia de lo que habitualmente los Meteorólogos llamamos “ondas largas” (ondas de presión). Ante estas circunstancias se favorece la continuidad de los procesos atmosféricos, los cuales tienden a instalarse por períodos de una semana o más. De este modo se han visto alternados largos pulsos húmedos con otros donde las precipitaciones no se hicieron presentes.
Es así que la última semana de lluvia continua del mes de Abril fue seguida por un período de dos semanas sin mayores precipitaciones, convergiendo en el actual período húmedo comenzado el martes.

Las previsiones muestran la permanencia en la región de la masa de aire húmedo hasta el día miércoles. Dentro de esta masa de aire continuaría la regeneración de los sistemas precipitantes.
Los complicados procesos físicos que definen la longitud de las ondas en los niveles medios de la atmósfera, no permiten asegurar que el próximo período seco dure 14 días (sobre todo en la franja este), sin embargo esto es probable atendiendo el comportamiento que se ha observado durante el último mes y medio.

El alto grado de vulnerabilidad de esta vasta zona ante estos eventos, como mínimo redundará en la persistencia de altos niveles de reserva. Sin duda un escenario de cuidado a tener en cuenta para las próximas decisiones con vistas al inicio de la campaña triguera.

Temas en esta nota