Comienza a cobrarse el aporte para el instituto

El productor pagará 1,25 peso y la industria 55 centavos

Por
16deAgostode2003a las08:40

“Nos encargaremos de demostrar que es una inversión”, dijo el presidente del ente, Arturo Llavallol

Por ahora el IPCV funcionará en la Sociedad Rural Argentina

Los productores ganaderos deberán comenzar a pagar 1,25 peso por animal remitido a faena en las oficinas locales del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa). Ese aporte se destinará al Instituto de Promoción de la Carne Vacuna (IPCV), que quedó integrado en forma completa esta semana. A su vez, la industria frigorífica tendrá que aportar otros 55 centavos por res faenada ante la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca), con el mismo fin.

Aunque a priori esto podría interpretarse como un nuevo impuesto para el sector, el ruralista y presidente del IPCV, Arturo Llavallol, se encargó de despejar dudas: "Nos encargaremos de demostrar que es una inversión y no un impuesto, tendrá que tener un retorno".

El objetivo central de este ente público, pero financiado por el sector privado es generar e impulsar políticas e iniciativas que promuevan el consumo y exportaciones de carnes vacunas. El IPCV fue creado por ley del Congreso y quedó reglamentado por el poder legislativo a fines del año pasado.

El cálculo de los aportes surgirá de un índice elaborado cada 10 días por la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos (Sagpya) del 0,20% del valor de la hacienda para el aporte de los productores y del 0,09% para la industria.

Sin embargo, por falta de un acuerdo de representatividad en la industria frigorífica, la integración total del ente pudo concretarse sólo esta semana por impulso del secretario de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos, Miguel Campos.

"Creo que Campos interpretó que el IPCV es una buena oportunidad para comenzar a trabajar en forma de cadenas, porque aquí se aglutina a todos los protagonistas del sector", dijo Llavallol.

El presupuesto con el que contará el Instituto ascendería a unos 20 millones de pesos anuales, de los cuales sólo un 5% podrá ser asignado a los gastos administrativos. Por parte del Estado, en el Consejo de Representantes estará Marta Alvarez Molinde, mientras que como síndico oficiará Oscar Merbilhaá.

No obstante, el impulso de Campos a la integración total del IPCV abrió entre los actores del comercio de carnes algunas sospechas acerca de cierto "copamiento" político del ente.

En este sentido, Llavallol señaló: "Si hay algo que no tiene nada que ver con la política es el Instituto; se ha transformado en una mesa de ganados y carnes donde la prioridad es promocionar un negocio sin plata del Estado que debe encargarse de la salud y la educación, entre otras cosas".

Por ahora, la sede provisional del IPCV se encuentra en el edificio de la Sociedad Rural Argentina (SRA). Pero, según aclaró el presidente del ente, la idea es comenzar cuanto antes a buscar otras locaciones, nombrar gerentes y redactar un reglamento interno. Para consultas, comunicarse por el 4324-4700.

Sin embargo, pese al supuesto acuerdo de todas las partes, el Frente Agropecuario Nacional (FAN) salió al cruce del IPCV. "Multiplica arbitrariamente funciones y responsabili

Temas en esta nota