Yerba mate: nuevos desafíos para consumo y exportación

Precios poco atractivos, oferta atomizada y costos mayores para los productores e industriales

Por
15deOctubrede2003a las08:11

La infusión más consumida y difundida del país es la yerba mate. Pero los vaivenes económicos y políticos, y las decisiones de algunos sectores hacen peligrar la actividad. Tras el crecimiento industrial de años anteriores, el sector se encuentra frente al desafío de una demanda sostenida frente a una oferta amplia y atomizada. En este marco, en las góndolas se pagó un aumento de 9% en el precio si se compara enero-junio de 2003 contra el mismo período de 2002, producto, según los analistas, de la aceleración productiva y de la intensidad de la producción.

Además, se puso en marcha el Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM), un ente que con aportes privados intenta regular un mercado complejo. De hecho, se estableció la obligatoriedad del uso de una estampilla fiscal que debe ser colocada en cada paquete de la infusión y si bien es loable la intención de querer conocer el consumo local, la herramienta sirve para generar recursos para el instituto y representa un costo mayor para la cadena de la yerba.

La producción de yerba mate «se desarrolla en una superficie de 193.700 hectáreas, distribuidas en las provincias de Misiones y el nordeste de Corrientes», sostiene un informe de la Secretaría de Agricultura de la Nación.

«A pesar de la variada densidad, se alcanzaría a obtener una producción de 1 millón de toneladas de hojas, de las que, mediante distintos procesos de secado, se obtienen unas 300 mil toneladas de yerba mate canchada, volumen que en su gran mayoría tiene como destino la industria molinera nacional», indica el informe oficial.

Las exportaciones de yerba mate argentina en el período enero/julio del corriente año alcanzaron las 22.450 toneladas por un valor superior a los 9,5 millones de dólares. Estas cifras representan un incremento de 15% en su volumen, pero una disminución de 11% en su valor, si éstos son comparados con los del año anterior.

En el ámbito internacional, la comercialización de yerba mate no superó 12% del total de lo producido en la región yerbatera. Pero debemos destacar que, día a día, se consolida el mercado de esta infusión, especialmente en las plazas de Medio Oriente. Los países que se destacan por incrementos en los volúmenes de compra, con respecto a los del año anterior, son: Uruguay, con 81%; Siria, 26%; y el Líbano, 25%. En cambio, redujeron sus incorporaciones en el período analizado Brasil, en 16%; y Chile, 2%.

• Importación

«Para el rubro yerba mate, una cadena de supermercados importó 36 toneladas del producto elaborado en Uruguay. Debemos destacar que las características, tanto de molienda como de sabor del producto uruguayo, son sustancialmente diferentes de las que se elaboran en la Argentina y sólo responden a la demanda de la importante colonia radicada en nuestro país.»

El mayor movimiento comercial en el sector minorista tradicional es proporcional a las disminuciones que se vienen registrando en la participación de los híper y supermercados en el mercado de consumo masivo. En la década del ''90 alcanzaron casi 80% de las ventas totales de las infusiones analizadas. En la actualidad, los cambios se orientaron en favor de centros de comercialización mayorista, quienes son los que abastecen a comercios minoristas (kioscos, autoservicios, almacenes, minimercados, etc.), lográndose en esta etapa una participación comercial de casi 50% de las ventas totales.

La incipiente recuperación del consumo doméstico sumado al clima económico favorable acentúan los diferentes ajustes en términos comparativos con el té o el café, y la evolución de precios en los primeros siete meses del año, comparados con los mismos registros del año anterior.

Temas en esta nota