La Justicia terminó distribuyendo más de la mitad de la cuota Hilton

Las 27 plantas que fueron a Tribunales porque no confiaban en Agricultura obtuvieron fallos a favor. El grupo que pidió que se respeten las normas del reparto salió perdiendo.

Por
10deNoviembrede2003a las07:24

La Secretaría de Agricultura distribuyó finalmente el viernes la jugosa cuota Hilton, el cupo de cortes vacunos que la Unión Europea (UE) le compra a la Argentina libres de un 30% de aranceles, un negocio que ronda los 200 millones de dólares anuales. Como siempre, el reparto, que llegó con cinco meses de demora, dejó un tendal de frigoríficos heridos, mientras que otros están de parabienes.

Entre éstos está la mayoría de las 27 plantas que, desconfiando del criterio de distribución de la cartera que comanda Miguel Campos, habían interpuesto medidas cautelares para que la Justicia les garantizara lo que reclamaban. De las 28.000 toneladas a adjudicar, el 53,4% fue distribuido por la vía judicial, una magnitud sin antecedentes. Si bien Agricultura, según la normativa vigente desde 2001, debía repartir el 94% de la cuota según la past performance (el desempeño exportador pasado de las plantas), dispuso sólo del 27,7%, es decir 7.761 toneladas. El 6% restante fue para productores y el 12,9% para plantas nuevas.

Las que salieron mejor paradas fueron las que lograron que la Justicia les otorgara un tonelaje determinado, como Estancias del Sur, Fricop, Morrone, Federal o Catter Meat.

Los motivos por los que los frigoríficos recurrieron a Tribunales son diversos y los hay más y menos razonables. Algunos lo hicieron casi por tradición, ya que desde hace años sólo obtienen Hilton de esa manera. Un segundo grupo se vio perjudicado por el criterio de past performance, que genera una concentración en las mayores plantas. Otro, porque el Servicio de Sanidad y Calidad Agroalimentaria les quitó este año –de manera poco clara, al punto que debió darse marcha atrás– la posibilidad de exportar a la UE, con lo que quedaban excluidos del reparto. También hubo empresas que, al ver que las medidas cautelares de sus rivales se iban a llevar tanta cuota, quisieron que la Justicia les asegurara su parte por past performance.

Estas últimas son las que se sienten más perjudicadas: “Las cautelares que se presentaron defendiendo el actual criterio de reparto fueron las únicas que no se tuvieron en cuenta; todas las demás, que indican volúmenes a criterio de los jueces, se respetaron. No veo voluntad de hacer las cosas bien”, dice Alberto Gorleri, titular de Friar, que de 2.711 toneladas el año pasado (cuando hubo 10.000 toneladas más para repartir) y 2.157 el anterior, se quedó con 1.048. En este grupo se encuentran también Rafaela, Argentine Breeders & Packers, Rioplatense y CEPA. Algunas de ellas trabajan con sus letrados para ver cómo defenderse de este reparto.

También se sienten damnificados aquellos que no apelaron a la Justicia, como Finexcor y Quickfood, que recibieron 1.802 y 1.621 toneladas respectivamente, desde las 4.161 y 3.801 del año pasado, y las 2.877 y 2.511 del anterior. A Finexcor le tocaron otras 300 por la planta nueva del ex frigorífico Nelson, que compró este año.

La mayor alícuota de este año –aunque también inferior a las 4.496 toneladas que tuvo en 2002– se la quedó Swift, que se adjudicó 2.609 toneladas entre past performance, una medida cautelar y 300 toneladas por la planta nueva de Vizental.

Por último, Agricultura ya dijo que planea modificar la resolución vigente para la próxima campaña.

Temas en esta nota