Guerra entre frigoríficos por un negocio de US$ 200 millones

Agricultura enfrenta a los frigoríficos más grandes. Hoy laudará el presidente Kirchner.

23deDiciembrede2003a las08:46

La Secretaría de Agricultura confirmó ayer que planea modificar los parámetros de distribución de la Cuota Hilton, el cotizado cupo de exportación de carnes a Europa que reparte cada año unos 200 millones de dólares entre los frigoríficos. Eso bastó para que se desatara una guerra entre las empresas del sector. Los ecos de esta pelea llegaron al presidente Néstor Kirchner, quien hoy daría su veredicto sobre la disputa.

El reparto de la Hilton siempre desencadenó fuertes tironeos, al punto que la normativa que define su distribución sufrió cuatro modificaciones desde 1998. En esta ocasión, Agricultura planea reemplazar una resolución firmada en 2001, durante el paso de Domingo Cavallo por Economía. Su argumento es que los criterios allí definidos provocan "una fuerte concentración del negocio en pocas manos".

Según datos oficiales, gracias a esa norma 5 de los casi 50 frigoríficos habilitados para exportar a Europa se quedan con 55% de la Hilton, y los primeros diez manejan el 77%.

En este contexto, el secretario Miguel Campos confirmó ayer que modificará las condiciones para distribuir "de manera equitativa" la cotizada cuota. El funcionario cuenta con el respaldo del ministro Roberto Lavagna, que siguió de cerca la redacción de la nueva norma y hoy participará de una reunión con Kirchner, ante quien expondrán los fundamentos para esta reforma.

Campos también cuenta con el respaldo de varias cámaras del sector frigorífico y de la producción. Incluso se pronunció a favor el grupo Industriales de la UIA, en el que militan empresas de la talla de Techint.

Pero la fuerte oposición que presentó el ABC (Argentine Beef Consorcium), que agrupa a los frigoríficos más grandes y que saldrían perjudicados, obligará al propio Kirchner a involucrarse en el tema. Anoche, el ABC advirtió en un comunicado que "las exportaciones de carne (de unos 500 millones de dólares) podrían bajar hasta un 30%" en 2004.

"La norma perjudicará las exportaciones de productos con valor agregado, y esto conspirará contra la creación de fuentes de trabajo", dijo el titular del ABC y del frigorífico Swift, Carlos Oliva Funes. Junto a él se encolumnan empresas como Quickfood, CEPA, Finexcor y Gorina, que dominan la exportación. Para ellas, el proyecto oficial "no se condice con las fórmulas que utilizan los países más desarrollados".

La Cuota Hilton está conformada por 28.000 toneladas de cortes selectos (cuadril, lomo, bife angosto), que se venden en Europa a unos 7.500 dólares la tonelada, muy por arriba del precio que se obtiene por otro tipo de cortes, unos 1.500 dólares. Hasta ahora, su reparto se basa sobre todo en el concepto de "Past Performance", es decir en los antecedentes exportadores de cada firma.

Aunque mantendría ese concepto, Agricultura busca reducir el peso de las exportaciones de carnes termoprocesadas ("corned beef") entre esos antecedentes. Y pretende además que ganen mayor fuerza otros criterios de distribución, como la regionalidad de acuerdo al stock ganadero de cada provincia, para favorecer la faena en las zonas ganaderas.

En este punto, también los gobiernos provinciales juegan a favor o en contra de la reforma. Santa Fe, que sería la provincia más afectada, ya hizo oír sus reparos. Pero Chaco, Córdoba y La Pampa apoyarían a Campos.

En la nueva norma, además, se proyecta ampliar de 6 a 10 el porcentaje de la cuota a distribuir entre productores. Y poner límites a las plantas que reciban Hilton: para evitar la concentración, habría un tope máximo por frigorífico, de unas 1.500 toneladas.

Adicionalmente, Agricultura obligará a las empresas beneficiadas a mantener sus instalaciones en funcionamiento al menos durante 10 meses al año. Y a duplicar con otras exportaciones de carne p

Temas en esta nota

    Load More