Exigen más controles en el país por temor a la “vaca loca”

El presidente de Cartez, Néstor Roulet, denunció falta de controles adecuados por parte del Senasa y pidió que si no éstos no se realizan “directamente se prohíba la molienda de desperdicios animales para hacer harinas de carne” con el fin de evitar cualquier posibilidad de aparición del mal de la “vaca loca” en el país.

Por
30deDiciembrede2003a las09:01

También Vicente Aznar, presidente de la Sociedad Rural de Córdoba, consideró que “si bien el riesgo de que haya ‘vaca loca’ en Argentina es menor, no es nulo; está dentro de las probabilidades”.

Teóricamente, en la Argentina el ganado bovino no consume harinas animales, o por lo menos, está prohibido. Según Roulet, esto no es tan así. “Dicen que no, hay pero hay indicios de que sí hay harinas de carne, y los controles del Servicio Nacional de Sanidad Animal (Senasa) no son como deberían ser”, fustigó.

Las harinas animales se producen sobre la base de la molienda de vísceras, médula, sesos, entre otros órganos, y representa un dos o tres por ciento del total del animal. Además, son mucho más baratas que las harinas vegetales, hechas por lo general a partir de la soja.

Por ejemplo: una tonelada de harina en base a soja cuesta 570 pesos y tiene un 40 por ciento de proteínas; mientras que la harina de carne cuesta 460 pesos por tonelada y tiene un 45 por ciento de proteínas. Esto es, un 19 por ciento más barata que la vegetal.

Pero es justamente la harina de carne la que puede transmitir el prión de la encefalopatía espongiforme bovina o comúnmente llamado de la “vaca loca”, que a diferencia de la aftosa, se transmite a los seres humanos.

Por ese motivo, ante la aparición de un primer caso en Estados Unidos durante la semana pasada, aquel país prohibió las harinas animales no sólo para el ganado bovino, sino también para cerdos, gallinas y hasta para mascotas.

Ahora, ante la imposibilidad de utilizar las harinas animales en la alimentación del ganado bovino, Estados Unidos usaría más harinas vegetales y por eso la soja experimentó una fuerte suba el viernes pasado en la mayoría de los mercados.

En la Argentina, las harinas de carne están permitidas para la cría de cerdos y gallinas, pero ante la falta de controles, Roulet insinuó que se prohíba totalmente esta molienda. “Como no somos un país confiable, y ante la falta de controles, se podría prohibir la harina animal para cualquier tipo de cría”, remarcó el dirigente.

Por su parte, Aznar pidió prudencia ante la contingencia de Estados Unidos por la aparición de una vaca lechera con el mal de la “vaca loca” en un campo de Washington. “No debemos perder de vista el concepto de solidaridad porque todo puede pasar en el futuro. Estados Unidos puede superar el problema; o Argentina, tenerlo”, consideró.

Consultado por La Voz del Interior sobre los controles al respecto, Aznar dijo que “los centros de ganaderos están haciendo bien los controles, porque fue una delegación de funciones del propio Senasa y ahora esa tarea se realiza mejor que antes”.

Según el dirigente ruralista, “es todo una cuestión de educación y de concientización para que los productores no utilicen este tipo de harinas animales”.

Mariano Saravia

Temas en esta nota

    Load More