Cayó el 33% el stock ganadero en el Sudeste de Córdoba.

Así lo confirmaron miembros de la Sociedad Rural de Bel Ville, entidad que mantiene un registro actualizado sobre las diferentes actividades que desarrollan los productores de la región a través de los planes de vacunación de aftosa...

Por
24deAgostode2005a las08:53

Así lo confirmaron miembros de la Sociedad Rural de Bel Ville, entidad que mantiene un registro actualizado sobre las diferentes actividades que desarrollan los productores de la región a través de los planes de vacunación de aftosa.

Ya es casi imposible divisar las vacas pastando cuando se viaja por alguna ruta de la zona. Lo que antes eran campos verdes con pequeños grupos de animales desparramados, ahora se han convertido en grandes extensiones sembradas con soja o trigo en menor proporción.

Pero la decisión de cambiar las tareas tiene su explicación fundamentalmente en la recuperación económica que mostró la agricultura con esos productos. Muchos optaron por comercializar las vacas y utilizar todo el terreno para beneficiarse con una buena cosecha.

Según los números a los que accedió LA MAÑANA desde 1992 hasta la última campaña de vacunación el número de animales descendió en algo más de un 33 por ciento.
El presidente de la Sociedad Rural de Bell Ville, Agustín Beni, confirmó los datos y expresó que esto se puede comprobar al observar los campos sembrados completamente con soja, trigo o maíz.

Hace unos 13 años atrás había en la zona aledaña a la cabecera del departamento un total de 97.750 animales. Al cabo de una década habían desaparecido alrededor de 20 mil vacas y los datos actuales dicen que en los últimos tres años unas 12 mil más.
El descenso de la hacienda se puede observar año tras año. Aunque no hay datos del 2000 y 2001, los índices siguieron en baja.

Respecto a las causas que originaron éste fenómeno en la zona, Beni no duda y hace referencia al boom que tuvo la soja en los últimos períodos.
“Si tenemos en cuenta los rindes y las ganancias que tuvieron los productores sembrando cereal, ahí nos damos cuenta porqué ya casi no hay ganado vacuno en los campos”, explicó.
Por otra parte, en tono de broma mezclado con seriedad, el titular dice que “en ganadería tenés una importante demanda de mano de obra, pero en lo que es agricultura no es tanto el trabajo que debe hacer el productor ya que existe una ayuda de la maquinaria”.

La eliminación de hacienda que se fue dando periódicamente no tuvo una repercusión negativa en la economía, sino que por el contrario, al tener mayor presencia de cereales con rindes record hubo una mayor ganancia de parte de los productores que viven en la zona. Al mismo tiempo Beni señaló que la entidad que preside se vio afectada por la cantidad de hacienda que se presenta en la feria que realizan.

Temas en esta nota