El biodiesel hace punta en Chacabuco.

Con el apoyo del semillero Don Mario, esta empresa invirtió 150.000 dólares para obtener una producción de 1400 litros por día de combustible.

08deOctubrede2005a las07:03

Chacabuco.- Una nueva planta de biodiesel fue instalada por la empresa Bionerg en el predio que ocupa el semillero Don Mario, en esta localidad, una empresa que está asociada con el flamante emprendimiento. "La era del petróleo fácil ha terminado", dijo Gerardo Bartolomé, presidente de Don Mario.

"Siempre quisimos dar soluciones a los productores desde la genética. Ahora lo pretendemos con este emprendimiento. Lo alentador es que ya tenemos consultas sobre la nueva planta de biodiesel desde los Estados Unidos, Brasil y Paraguay, y lógicamente, también desde nuestro país", agregó.

Según Edmundo Defferraris, director de Bionerg, "con 12 toneladas por día de soja podremos fabricar 1400 litros por día de biodiesel, 10,2 toneladas de expeller desactivado y 200 litros de glicerol".

Bionerg permitirá ahorrar hasta un 45% en combustible en sistemas altamente integrados, explicó Defferraris, y añadió que "los costos estimados son: operación, desde 0,34 hasta 0,53 pesos por litro (incluyendo la amortización), alcohol, 0,12 pesos por litro, hidróxido de sodio, 0,01 y otros costos desde 0,13. El costo total podría estimarse alrededor de 0,7 pesos por litro para autoconsumo".

"Si se integra aún más la cadena de valor hacia productos elaborados, relacionados con alimentos balanceados, el costo total puede reducirse en una mayor proporción", agregó.

"El desafío que se nos presenta es transformar soja bruta en biodiesel, de manera confiable, alcanzando la calidad requerida", agregó Defferraris. "Estamos atareados con estos puntos y cada día mejoramos la eficiencia de la fabricación."

Según los ingenieros que diseñaron la planta, el proceso de fabricación de biodiesel comienza con la entrada de la soja desde un silo de almacenamiento, pasa a un proceso de quebrado y laminado, luego se procede al desactivado del material (se le quita ureasa) a través de un cocinador horizontal, más tarde vienen la extracción y la purificación de aceite y se elabora un productor denominado metóxido. Este va a un reactor principal donde se purifica el biodiesel por medio de la fuerza centrífuga.

Otros proyectos en carpeta

Bionerg invirtió cerca de 150.000 dólares en la instalación de la planta de Chacabuco. Ya hay algunos proyectos en marcha y el objetivo de la empresa es analizar caso por caso la factibilidad y el "modus operandi" de cada fabricación.

Además se están analizando varios proyectos entre los que se cuenta uno en el campo El Callejón en General Villegas y otro denominado Agroinvest, en Las Lajitas, Salta.

Defferraris considera que en un futuro no muy lejano estas plantas serían operadas por satélites, aunque hoy se necesita de un operario que las atienda. "Hay que tener en cuenta que fabricamos combustible con muy bajo nivel de riesgos y nuestros proyectos son amigables con el medio ambiente, pero sigue siendo combustible", agregó.

Los 400 productores que se dieron cita en la presentación observaron la planta en detalle y seguramente en sus cabezas está transitando la idea de una posible fabricación en su campo. "Resulta altamente tentador depender de uno mismo en la generación de biocombustible con niveles de costos accesibles", comentaba un grupo de productores.

También se interesaron en este proyecto las entidades bancarias. Una de ellas fue el Banco Bice, que ofrece líneas de crédito con tasas fijas en pesos que van desde 5,25 hasta 7,8 por ciento de interés anual, financia el 80 por ciento de la inversión sin IVA por un monto máximo de 1.200.000 pesos, con un plazo de 5 años y con 6 meses de gracia.

"Los pagos pueden efectuarse cada 3 o 6 meses y una empresa tiene que ser pyme, o sea que en el agro no debe superar los 10 millones de pesos anuales"

Temas en esta nota

    Load More