La hacienda aumenta en Liniers y pone presión sobre las carnicerías

El precio del ganado vacuno se incrementó casi 25% en lo que va del año. Y el mayorista creció 11,8%.

Por
01deNoviembrede2005a las08:06

El precio promedio del ganado vacuno llegó ayer en el Mercado de Liniers a 2,49 pesos por kilo vivo, el segundo registro más alto del año, y así acumula una suba de casi 25% en lo que va del año. La situación abrió múltiples interrogantes sobre qué sucederá con la carne en el mostrador. Mientras algunos privados auguran subas para las próximas semanas, tanto el Gobierno como la industria frigorífica salieron a decir que no hay motivos para que se produzcan dichos incrementos.

Solamente durante octubre, y siempre según el índice promedio del Mercado de Liniers, los valores de la hacienda registraron un alza del 7,3%. Esta suba promovió todo tipo de especulacio nes acerca de si los frigoríficos y supermercados podrían mantener el acuerdo de precios firmado en setiembre pasado con el Gobierno, por el cual se comprometieron a mantener hasta el 15 de diciembre los precios de la carne al consumidor. La semana pasada, tras una reunión en Economía, ambos sectores ratificaron ese acuerdo.

Pero una conjunción de factores parece decidida a generar, por lo menos, incertidumbre. Por un lado, hoy comenzará a regir la prohibición a la faena de bovinos menores a 260 kilos de peso (terneros), tal como informó ayer Clarín. Por otro lado, tanto los casos de Gripe Aviar como la aparición de fiebre aftosa en Brasil parecen estimular las exportaciones de carne, restando oferta a un mercado interno que también se muestra ávido, y que aumentó su demanda cerca del 10% este año.

En medio de este cóctel, la Secretaría de Agricultura volvió a advertir ayer que el Gobierno no dudará en aplicar medidas (como un aumento de las retenciones) si el mayor costo de la hacienda se traduce en subas al consumidor. "Los frigoríficos han dicho muy claramente que no hay causa que justifique una suba de la carne. Hasta ahora, la suba en Liniers no se trasladó a las carnicerías y esperamos que esto siga así", dijo el titular de la Oficina de Control Comercial Agropecuario (ONCCA), Marcelo Rossi.

En tanto, Miguel Schiaritti, de la Cámara de la Industria de la Carne (CICCRA), evaluó ayer que la suba de los precios en Mataderos responde a una suerte de "profecía autocumplida". Según este razonamiento, la proliferación de pronósticos sobre una suba de la carne en los medios de comunicación provocó que los ganaderos retuvieran hacienda a la espera de esos mejores precios, y esto recalentó el mercado. Por cierto que los medios no inventaron nada: muchos consignatarios y hasta el presidente de la Sociedad Rural, Luciano Miguens, vaticinaron esas subas.

Sin embargo, Schiaritti indicó que "esos aumentos no lograrán sostenerse en noviembre, porque se espera una caída de la demanda interna y externa".

Por cierto, en octubre hubo un menor ingreso de vacunos en Liniers: entraron 143.000 cabezas, contra 176.000 de setiembre. En este marco, el precio promedio (para todas las categorías) llegó a casi 2,50 pesos por kilo vivo, un valor que fue superado sólo una vez en marzo pasado. De todos modos, desde Agricultura recordaron que en ese mercado concentrador se comercializa solo 15/16% del ganado para faena. Por eso recomendaron mirar detenidamente las ventas directas.

En ese segmento, la suba parece ser bastante menor que el 25% registrado en Liniers. Según un índice del Centro de Consignatarios Directos de Hacienda (CCDH), desde enero el precio mayorista de la carne de novillo (media res) subió 11,8%, en un rango similar al registró por el INDEC para las ventas minoristas en las carnicerías.

Matías Longoni.

Temas en esta nota