Preocupa la caída de la producción láctea

Las causas son la intervención oficial y los márgenes.

25deJuliode2008a las13:38

La Argentina ha sido, históricamente, uno de los mayores productores mundiales de leche y cuenta con las condiciones ideales para seguir teniendo un rol protagónico. Sin embargo, la intervención estatal en el mercado determina que gran parte de los tambos no sean rentables y que sea el país que más disminuyó su producción de leche en los años recientes, según un informe de la Asociación Argentina de Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (Aacrea).

El estudio revela que, según datos de la Secretaría de Agricultura de la Nación, en 2006 se exportaron 380 mil toneladas de lácteos por un valor de 830 millones de dólares, mientras que en 2007 la cantidad de toneladas exportadas cayó a 280 mil, por un valor de 780 millones de dólares.

Esto significa que el ingreso cayó en un siete por ciento y esta tendencia se acentuó durante los meses transcurridos de 2008, lo que impide que la cadena láctea nacional aproveche los buenos precios internacionales, precisa la entidad de productores.

Márgenes estrechos. Los productores lecheros argentinos muestran gran desaliento porque los precios de su producto están retrasados, frente a costos que crecen en forma ininterrumpida. Según Aacrea, este aumento de gastos determina una notable reducción del margen bruto, y se relaciona directamente con la suba del precio de los productos agrícolas, importantes integrantes de la dieta de los rodeos. La intensificación del modelo de producción determina que el 54 por ciento de los gastos directos hoy correspondan al rubro alimentación. Por otro lado, 43 por ciento de las empresas lecheras del país desarrollan su actividad sobre campo arrendado, y el aumento del costo de los alquileres de tierras sojeras afecta significativamente el resultado económico. Los precios, en cambio, se mantienen atrasados con respecto al mercado mundial. Los productores locales reciben alrededor de 13 centavos de dólar menos por litro de leche que los brasileños y los australianos.

Compensaciones no llegan. El Gobierno nacional ha intentado morigerar el efecto que provoca el retraso del precio otorgando compensaciones a los productores y a la industria. No obstante, 77 por ciento del total de compensaciones otorgadas fue canalizado hacia la industria, y principalmente a dos empresas de lácteos. Sólo 23 por ciento se orientó a los productores. Hasta abril del 2008, las compensaciones para los productores fueron de 79,92 millones de pesos que se repartieron entre 28.160 asignaciones otorgadas. Lo que determina un monto anualizado de 709 pesos mensuales por cada productor registrado en la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca).

Esta semana, el Gobierno formalizó las mejoras acordadas a principios de mes con el sector lácteo, que incluyen un aumento en el precio que reciben los tamberos, compensaciones para la industria, y un incremento en el valor de corte de la tonelada de leche en polvo para la exportación.

A través de la resolución 169/2008, publicada en el Boletín Oficial, el Ministerio de Economía estableció el otorgamiento a los productores tamberos de aportes no reintegrables de 10,2 centavos por litro de leche fluida producida sin procesar, con destino a su industrialización.

Serán beneficiarios los tamberos que produzcan hasta 12 mil litros de leche promedio diario, y el aporte se pagará por cada litro producido, hasta alcanzar la cantidad de 6.000 litros promedio diario durante junio, julio y agosto. Los pagos se efectuarán a través de las industrias lácteas a las que entregan los productores.

A través de la resolución 171/08, Economía fijó hasta el 31 de agosto un valor de corte de 3.116 dólares por tonelada de leche en polvo entera destinada a exportación. De acuerdo con lo informado por el Gobierno, las medidas apuntan a "promover el crecim

Temas en esta nota

    Cargando...