Carne: facturación se dispara, precios bajan

El Indec emite información cada vez más confusa, dice que bajaron los precios de la carne con facturaciones récord. La intervención de Moreno tendría los días contados, aunque seguiría en Comercio.

Por
31deJuliode2008a las12:21

Los números del Indec son cada vez más difíciles de explicar cuando se comparan los distintos informes que emite el mismo organismo estadístico. La inconsistencia de los datos erosiona cada vez más la ya cuestionada credibilidad del Instituto en las mediciones, sobre todo en materia de precios.

Un ejemplo que venimos dando desde El Enfiteuta es el de la carne, con buena repercusión entre nuestros lectores. Ayer el Indec volvió a publicar la evolución de la venta en Supermercados sobre un universo de 69 empresas diseminadas por todo el país el relevamiento muestra una facturación cada vez mayor en carne. Veamos.

Sobre el mes de mayo, y en términos interanuales, la facturación por venta de carne en los supermercados creció más que ningún otro artículo de los que se exhiben en las góndolas, y sumó 464 millones de pesos.

El incremento en las ventas fue del 56,8%, comparado los meses de mayo en forma interanual, y ya reúne un crecimiento acumulado desde enero del 45,4%. Las mismas cifras para la facturación general de las ventas, en cambio, ascendió un 45,1% de manera interanual, y lleva un acumulado desde enero del 39,8%.

En cambio para el mismo organismo estadístico el índice de la carne, que mide la evolución en los precios de este producto, apenas se incrementó entre mayo de 2007 y el mismo mes de este año un 8,7%. Entre enero y mayo de 2008 el mismo índice solamente aumentó un módico 2,3%.

Cuando se ve la medición de la facturación de mayo contra el mes de abril de este año, últimos datos disponibles, la facturación por la venta de carnes creció un 5%. Contrariamente a esa suba, los precios de la carne para el Indec se redujeron un 4,5%.

Eso no es todo. El mismo Instituto informó que en mayo la producción de carnes rojas en forma interanual disminuyó un 15,8%. Y como si esto fuera poco el mismo rubro se desbarrancó un 24,9% con respecto a abril según el Estimador Mensual Industrial de mayo.

Los datos desafían varios siglos de pensamiento económico con un acertijo difícil de resolver: cada vez hay menos oferta, cada vez se factura más y los precios tienden a la baja. Tanto que ya en junio se informó otra reducción de los precios de la carne del orden del 1,3%. Una locura.

La cosa es tan insostenible que fuentes oficiales confiaban ayer en diálogo con El Enfiteuta que la intervención en el organismo del polémico secretario de Comercio tendría los días contados.

Y es que ni los funcionarios de rango ministerial tienen en cuenta lo que mide el organismo estadístico en materia de precios. A la hora de defender la gestión de Moreno solamente argumentan lo difícil que es controlar los precios en la Argentina, tratando de justificar lo injustificable.

Sin embargo, todavía habría Guillermo Moreno para rato en lo que respecta a la cartera que ocupa, y según pudo saber El Enfiteuta, por el momento no estaría en los planes del gobierno entregar esa pieza al reclamo ruralista y opositor.

Temas en esta nota

    Cargando...