Analistas consideran que la crisis de la Concertación Plural es irreversible

Consultados por lanacion.com, señalaron que el distanciamiento entre la Presidenta y Cobos, el protagonismo del vice y la falta de señales de reconciliación impiden reconstruir la coalición; diferencias y similitudes con la Alianza.

15deAgostode2008a las13:56

El diagnóstico dejó de ser la "herida de muerte" y se convirtió en "desaparición". Los casi treinta días que transcurrieron desde que Julio Cobos sacudió el tablero político con su voto en contra de las retenciones móviles, principal bastión del Gobierno en su disputa con el campo, sirvieron para modificar el parte médico de la Concertación Plural.

En ello coincidieron analistas consultados por lanacion.com a la hora de analizar el presente y el futuro de la alianza entre kirchneristas y radicales con la que Cristina Kirchner llegó al poder en octubre del año pasado. Para los especialistas, los factores que abonan la teoría de la desaparición de la Conertación Plural "tal como fue concebida" son el cada vez mayor diferenciamiento de Cobos de la Casa Rosada, por un lado, y la falta de señales que permitan vislumbrar la intención de la Presidenta de "reconciliarse" con su vice, por el otro.

"No existe". "La Concertación Plural como fue pensada en sus orígenes ya no existe. El desplazamiento del cobismo del Gobierno a partir del voto de Cobos en el Senado desconfiguró el acuerdo inicial, que fue lo que la gente votó en octubre", planteó Sergio Berensztein, director de Poliarquía.

En este contexto, definió como "central" el posicionamiento logrado por Cobos desde su histórico voto "no positivo".

"Sigue siendo el político con mayor imagen positiva, de alrededor del 70 por ciento y está descubriendo un nuevo espacio que todavía tiene límites difusos: ni el piso ni el techo son claros y tampoco está claro si el fenómeno es permanente o provisorio".

No obstante, dijo no tener dudas de que Cobos se convirtió en un "nuevo actor político y que representa "la emergencia de un nuevo liderazgo". Consultado sobre la posibilidad de que el vicepresidente encabece un frente político alternativo al Gobierno indicó: "Está en condiciones de aprovechar el lugar de la oposición moderada para llegar al electorado enojado del kirchnerismo que no acepta la confrontación o situaciones como las de [Guillermo] Moreno y del Indec y que ve en él lo que votó en octubre. De todas maneras no puede ni le conviene quedar muy expuesto mientras siga siendo vicepresidente", sugirió.

Electorado perdido. Por otra parte, según el analista, el nuevo escenario "plantea un desafío" al Gobierno con vistas a las elecciones legislativas del año próximo. "El kirchnerismo va a tener que pensar como reconstruir el apoyo electoral que le permitió ganar a Cristina. El voto de la clase media rural, claramente afectada por el conflicto con el campo, difícilmente retorne al kirchnerismo", indicó.

En el mismo sentido, planteó que hasta ahora, el Gobierno se ocupó de "reforzar su presencia" en los distritos más fieles, como los del noroeste y la Patagonia y advirtió: "El Gobierno sabe que no puede descansar sólo en el peronismo tradicional. Por algo se alió con Cobos y parte del radicalismo en su momento. Van a tener que idear un estrategia para reconquistar al electorado perdido. En estas condiciones es imposible pensar en un 45 por ciento como el que [el oficialismo] logró en octubre".

Rosendo Fraga fue tajante. "La Concertación Plural como fue lanzada el 25 de mayo de 2007 perdió sentido, no sobrevivió a la crisis con el campo. El enfrentamiento entre la Presidenta y el vice le quita el núcleo fundamental que fue la fórmula conjunta", evaluó.

Claves. Para el director del Centro de Estudios Nueva Mayoría el fin de la Concertación se pone de manifiesto en dos comportamientos que juzgó "evidentes". "La decisión de Cobos de seguir manteniendo una línea polític

Temas en esta nota

    Cargando...