El Gobierno les pide a los frigoríficos un plan para elevar la producción de carne

Los frigoríficos de ABC dicen que hay que liberar la exportación de lomo y otros cortes demandados en Europa, compensar el engorde de novillos y eliminar del sistema las terneras.

10deSeptiembrede2008a las07:28

Tras varios meses de exportaciones reducidas, casi dos años de un alto nivel de matanza de hembras y una cada vez menor faena de novillos, lo que confluye en una liquidación del stock vacuno, el Gobierno parece haber tomado nota de las preocupantes perspectivas para la producción de carne argentina.

Es que, dicen fuentes de la industria frigorífica exportadora, altos funcionarios oficiales (según algunos, el propio secretario de Agricultura, Carlos Cheppi, y el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno) les pidieron, para su sorpresa, que presentaran un plan con medidas para revertir la situación.

Así, los frigoríficos nucleados en la cámara ABC llevaron un documento a las secretarías de Agricultura y de Comercio Interior, en el que apuntan a lograr un mayor engorde de novillos (los animales cuya carne se exporta). Ahora, se encuentran esperando una respuesta.

En primer lugar, las empresas piden que el Gobierno deje de limitar el envío al exterior de los siete cortes más caros y más buscados en el mercado mundial: bola de lomo, bife ancho, lomo, bife, tapa de cuadril, cuadril y nalga de adentro. Con esto, dicen, lograrían mejores ingresos que podrían trasladar a la producción.

Además, solicitan que se quite a la ternera del sistema de compensaciones que perciben los feedlots (establecimientos de engorde a corral) y se incluya en el mismo a los novillos cuya media res pese 125 kilos, o su equivalente en pie, cerca de 430 kilos. Esto marca un claro cambio respecto del sistema actual, por el que se compensa el engorde de animales con destino al mercado interno y la terminación de animales livianos.

Los exportadores dicen que, así, se limitará la faena de hembras, lo que dejará un mayor volumen de vientres para producir terneros. A la vez, al incluir a los novillos en las compensaciones, se elevaría el peso de faena y la oferta de carne.

Según la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca), mientras la faena creció 3,6% en los primeros siete meses del año, la producción de carne se redujo 4%, una menor oferta que el Gobierno buscó corregir con un manejo discrecional de las exportaciones.

Si se instrumentan esas medidas, los frigoríficos exportadores se comprometen a pagar unos $ 100 extra por novillo, esto es, cerca de un 6% por encima del valor de mercado.

La propuesta tuvo el visto bueno de los frigoríficos dedicados al consumo interno. Miguel Schiaritti, de la cámara Ciccra, dijo que así “se dejaría de premiar la producción de hacienda liviana y, con el mismo volumen de faena, habría más carne”. Y agregó que “hay que limitar la faena de hembras, hace 22 meses que supera el 43%”.

En el mismo sentido opinó Miguel de Achával, del feedlot Cactus, para quien “es un plan que apunta al largo plazo, hará que haya más volumen de carne para el consumo interno y más incentivos para producir animales más pesados”.

Habrá que ver qué hará el Gobierno con la propuesta, ya que hasta ahora no se ha mostrado dispuesto a permitir un impopular aumento de precio de los cortes de exportación.

Según la Oncca, de enero a julio, la participación de los novillos fue de sólo 21,6%. Por su parte, la de vacas alcanzó 20,8% del total y, si se le suma la faena de vaquillonas y terneras, la liquidación de vientres alcanza 49,4%, contra 47,5% del año pasado y 41,7% de 2006.

En cuanto al desinterés en engordar hacienda más pesada, los datos de la Oncca apuntan que el peso promedio de la res en enero-julio fue de 213,5 kilos, contra 217,9 kilos de igual perí odo de 2007. La carne producida este año fue casi 4% inferior, con 1,73 millón de toneladas.

Temas en esta nota

    Cargando...