En ocho horas, agricultores tucumanos perdieron u$s 20 millones por heladas

Las temperaturas de -4º C del sábado a la madrugada arruinaron entre el 20% y el 50% de las frutas finas, y un 10% del cereal. Pero se salvaron los cítricos y la caña de azúcar.

Por
10deSeptiembrede2008a las07:45

Sobre sequía, heladas, sería el refrán para el evento climático que azotó gran parte de la región cultivable tucumana el pasado fin de semana. Datos del Ministerio de la Producción provincial dan cuenta de temperaturas menores a los - 4º C, y resaltan la duración del evento. La permanencia de la masa fría sobre los cultivos alcanzó en algunas zonas las ocho horas, y las pérdidas seguían siendo contabilizadas a última hora de ayer.

Sin embargo, la certeza que manejan las autoridades es que los productores de arándanos fueron los más perjudicados, con un recorte de hasta 50% de la producción total.

El año pasado, Tucumán exportó 1.400 toneladas de arándanos, y este año tenía la expectativa de despachar 3.000 toneladas, por un valor total de u$s 28 millones. Así, las ocho horas de temperatura bajo cero enfriarán las ventas de los productores locales de la codiciada fruta fina en hasta u$s 14 millones.

“De confirmarse las pérdidas en arándano, éstas impactarán en el empleo, ya que su cosecha –como la de frutilla– requieren mano de obra intensiva”, le dijo a El Cronista el secretario provincial de Desarrollo Productivo, Jorge Luis Feijoó.

Por su forma de producción –con mantos plásticos protectores–, y por el estadio de desarrollo del cultivo, las frutillas fueron más capaces de enfrentar el frío intenso. Sobre una exportación estimada de 10.000 toneladas para la presente campaña, las pérdidas serían del 20%. En términos monetarios, las 2.000 toneladas afectadas representan una merma en la facturación en torno de los u$s 3 millones.

Así, los productores tucumanos de frutas finas habrán perdido esta campaña unos u$s 17 millones, en un contexto de costos crecientes.

Ni una buena para el trigo

El trigo, que viene vapuleado por el clima y, desde hace dos años, por las restricciones comerciales, tuvo un nuevo revés con las heladas del viernes.

Tucumán tiene 200.000 de los 4,48 millones de hectáreas implantadas con trigo en el país, y su rendimiento promedio iba a ser este año de 1,2 toneladas por hectárea, contemplando el efecto de la sequía.

Las autoridades provinciales no estaban en condiciones ayer de precisar datos sobre las pérdidas, pero desde el INTA regional (Estación Experimental Obispo Colombres) estimaron una merma de hasta un 10% en la producción, lo que significaría pérdidas mayores a los u$s 3 millones en los ingresos a los productores, considerando el valor del cereal, que ronda los $ 420 por tonelada. Así, el desastre económico en la provincia alcanza los u$s 20 millones.

Por la época del año, ni los cítricos ni la caña de azúcar se vieron afectados.

Por Julieta Camandone.

Temas en esta nota

    Cargando...