La crisis traerá menos exportaciones y, además, una avalancha importadora

Se venden muchos commodities, que no detienen su caída de precios. Se les compra a países que ganarán en competitividad e inundarán el mercado con manufacturas.

Por
08deOctubrede2008a las07:47

La crisis económica internacional (ya no sólo financiera) afectará a la Argentina en los sectores que más rápido crecieron desde el 2002: el campo y la industria. De esta forma, los efectos se harán sentir sobre una de las bases del modelo: los superávits gemelos (fiscal y comercial). Esta es la conclusión obligada que surge del perfil importador y exportador del país, porque se venden productos que ya están bajando mucho en su cotización, y se compra a naciones que ganarán competitividad frente a la argentina.

La caída de las ventas externas, tanto en cantidades como en precios, ocurrirá por una debilidad estructural de la matriz exportadora argentina: alta primarización. De los cinco productos que más se exportaron durante los primeros meses del 2008, el podio completo pertenece a la soja: residuos de su aceite, porotos y aceite, en ese orden. El cuarto lugar corresponde a otro commoditie, que tenderá a la baja por un factor exógeno –su precio– y otro endógeno –la próxima cosecha–; se trata del maíz. Sólo en quinto lugar aparece un producto con mayor grado de industrialización, aceites de petróleo destilados, también con precios a la baja, pues sigue la cotización del barril de crudo, que está debajo de los u$s 90.

Si se toma el ránking hasta el décimo puesto, todas las principales exportaciones tendrán números a la baja durante 2009. Los automóviles, que ocupan el sexto lugar, tendrán menos pedidos desde Brasil, México y la Unión Europea; una situación que ya provocó más de 600 suspensiones que en pocos meses podrían transformarse en despidos. Además, ni las primeros ni los últimos parecen tener techo por ahora. Camiones y camionetas, que ocupa el octavo puesto, son un producto que integra este panorama sectorial.

La séptima exportación más importante es la de trigo; la novena aceites de girasol, cártamo o algodón; la décima corresponde a aceites crudos de petróleo. En todos los casos, se trata de commodities con precios a la baja. Que no podrán repetir los crecimientos interanuales vigentes al tercer trimestre –143% los aceites, 47% petróleo–, y difícilmente mantengan los niveles del 2007.

En su conjunto, todas las exportaciones crecieron un 37% interanual del 37% (en el período enero–septiembre), pero ese camino podría desandarse durante el 2009. No sólo por su componente sectorial, sino también por la desaceleración económica de los países que más compran a la Argentina, algunos de los cuales también ganarán competitividad vía tipo de cambio. Esto incluye a Brasil (primero en el ránking), Estados Unidos (tercero), Chile (cuarto) y España (quinto). Parece excluida de esto China (segundo), pero se le exportan commodities en baja (principalmente soja).

Por otra parte, puede esperarse una avalancha importadora de los cinco países que más venden aquí: Brasil, China, Estados Unidos, Alemania y México, en ese orden. De los cinco productos que más se importan, es muy probable que dos de ellos mantengan ventas sostenidas, por el tipo de demanda nacional: aceites de petróleo destilados y teléfonos (segundo y tercero respectivamente). Aunque podrían bajar las compras al sector automotriz importado: automóviles, partes de ellos, camiones y camionetas.

Temas en esta nota

    Cargando...