Fuerte disputa por el precio de la leche

No sólo no hubo anuncios de una rebaja de las retenciones para el trigo y el maíz sino que, además, la presidenta Cristina Kirchner no dio a conocer ningún acuerdo por la leche, como había trascendido desde el comienzo de la semana.

Por
10deOctubrede2008a las07:16

Según interpretaban anoche fuentes del sector lechero, con la falta de un anuncio concreto la Presidenta terminó admitiendo el fracaso, por el momento, del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, por cerrar un nuevo convenio que ubicara en 1 peso el litro de la leche en el tambo. Este acuerdo lo rechazaron productores de Buenos Aires, Entre Ríos, de otras entidades específicas del sector y también las entidades gremiales del campo. A la vez, se negó a firmarlo la industria láctea, que denunció que no podía pagar ese valor en un contexto de precios internacionales en baja y sobrestocks internos por las trabas a la exportación. La industria, que en otras oportunidades acompañó al Gobierno en otros acuerdos, ahora le dio la espalda a Moreno. Y uno a uno en los últimos días los ejecutivos de las principales compañías manifestaron su disconformidad. A Moreno ni siquiera le alcanzó la autorización para que las empresas apliquen aumentos de entre el 2 y el 9 por ciento en sus productos para que se sienten a firmar. Anoche, tras las palabras de la Presidenta, volvieron a circular versiones de que el Gobierno insistirá la próxima semana con sellar un convenio por la leche.

Con todo, la falta de acuerdo terminó de abrir una grieta entre los mismos tamberos, separados entre las cámaras que respaldan un acuerdo con el Gobierno (Córdoba, Santa Fe y La Pampa, con el 74% de la producción láctea) y los que se oponen (Buenos Aires y Entre Ríos más las entidades gremiales). Anoche, por ejemplo, las cámaras de Córdoba, Santa Fe y La Pampa emitieron un comunicado donde anunciaron que "están al aguardo de poder suscribir a la brevedad la continuidad" del pacto que venció el mes pasado. Son las cámaras cuyos dirigentes, encabezados por el santafecino Roberto Socin, en julio pasado negociaron directamente con la Presidenta el anterior acuerdo.

"Le da un marco de previsibilidad a toda la cadena", dijo Juan Trossero, dirigente lechero cordobés, sobre el convenio que espera firmar. Por la cercanía con el Gobierno, algunos representantes de la producción bautizaron a estos productores como los "tamberos K". Desde la otra vereda, la Mesa Nacional de Productores de Leche, que los mismos "tamberos K" integran, salió hace unos días a oponerse a la firma.

Por Fernando Bertello.

Temas en esta nota

    Cargando...