Los tamberos, en la encrucijada de liquidar o endeudarse para seguir

Los pequeños productores ven que un peso por litro, como impuso el Gobierno, no cubre sus costos de producción. Y las fábricas más chicas no lo pueden pagar por la caída de los precios de los lácteos.

28deOctubrede2008a las07:42

Un po­co por la cri­sis que afec­ta a los mer­ca­dos mun­dia­les, pe­ro ma­yor­men­te por la res­tric­ción de las ex­por­ta­cio­nes de lác­teos, la leche­ría na­cio­nal pa­re­ce lle­var a la ma­yo­ría de los pe­que­ños y me­dia­nos pro­duc­to­res a una si­tua­ción de que­bran­to. Los pre­cios de los lác­teos caen a ni­vel mun­dial por la fuer­te cri­sis in­ter­na­cio­nal —en pa­ra­le­lo con una dis­mi­nu­ción en el con­su­mo— mien­tras que a ni­vel lo­cal los cos­tos se nie­gan a acom­pa­ñar la ten­den­cia. So­bre to­do en los in­su­mos pa­ra el tam­bo, don­de só­lo el pre­cio del maíz —por la mis­ma cri­sis— si­gue la cur­va des­cen­den­te.

Así, los pro­duc­to­res se en­cuen­tran con que, en pro­me­dio, ne­ce­si­tan de $1,20 pa­ra no per­der ren­ta­bi­li­dad, pe­ro el Go­bier­no —que le ma­ne­ja el pre­cio— ape­nas con­se­gui­ría que par­te de la in­dus­tria, la que re­ci­be subs­dios, les pa­gue $1,00. 

Pa­ra Ri­car­do Ose­lla, pro­duc­tor le­che­ro y ex pre­si­den­te de Car­tez, la ma­yo­ría de las em­pre­sas no van a poder pa­gar un pe­so. “El con­ve­nio es­pe­ci­fi­ca que só­lo las que al­can­cen un de­ter­mi­na­do vo­lu­men y de­ter­mi­na­dos re­qui­si­tos co­mo es­tar re­gis­tra­dos y al día con los im­pues­tos, es­ta­rán en con­di­cio­nes de re­ci­bir un sub­si­dio de 15 cen­ta­vos por li­tro, pe­ro son muy po­cas los que lo re­ci­bi­rán. Son cin­co o seis las gran­des in­dus­trias que es­tán en con­di­cio­nes de re­ci­bir­lo”, afir­mó, pa­ra aña­dir que es­tas em­pre­sas em­pe­za­rán a “chu­par” a los pro­duc­to­res que es­tán en­tre­gan­do a las em­pre­sas más chi­cas que no pue­den cum­plir con to­dos los re­qui­si­tos que se les exi­gen pa­ra lle­gar a los sub­si­dios.

Es­to no ha­ría otra co­sa que re­for­zar  el pro­ce­so de con­cen­tra­ción de la le­che en gran­des fá­bri­cas y en gran­des tam­bos. “Es un mo­dus ope­ran­di de ha­cer la eco­no­mía que tie­ne es­te Go­bier­no. Y si bien es cier­to que K no es due­ño de las gran­des em­pre­sas agro­pe­cua­rias, es pro­vee­dor de mu­chas de ellas y sus ami­gos se es­tán que­dan­do con to­do. Y me­dian­te la es­ta­ti­za­ción de las AFJP, cuan­do se ven­dan las ac­cio­nes de las em­pre­sas, se­rán se­gu­ra­men­te los ami­gos del po­der los que se que­da­rán con ellas”, en­fa­ti­zó Ose­lla. ´


¿Ma­yor pro­duc­ción?

Es­ta con­cen­tra­ción de la le­che en las plan­tas lác­teas más gran­des ex­pli­ca­ría tam­bién por qué, en mo­men&s

Temas en esta nota

    Cargando...