La crisis de las curtiembres pondrá en el freezer los precios de la hacienda

La demanda de cuero colapsó con la crisis financiera y con ella una de las principales fuentes de ingresos de los frigoríficos. El problema lo terminará pagando el productor ganadero.

Por
04deNoviembrede2008a las16:55

El poder de compra de los principales frigoríficos argentinos, golpeado por las restricciones a las exportaciones de cortes bovinos, se reducirá aún más a partir de ahora con la decisión de muchas curtiembres de frenar el recibo de cueros frescos.

Los valores de los productos del denominado "recupero" (cuero, sebo y huesos) venían cayendo de manera progresiva a partir del enfriamiento de la demanda internacional generada por la crisis financiera global. Pero ahora el mercado prácticamente desapareció (hasta nuevo aviso).

En el mercado interno existen importantes stocks de cuero para procesar, motivo por el cual la mayor parte de los curtiembres ya no pueden asumir el compromiso de continuar comprando.

“Esta situación no es nueva: hay cueros que no se están recibiendo y se atrasan los pagos por la mercadería recibida”, indicó hoy a Infocampo el consultor en comercialización de ganados y carnes Victor Tonelli.

De acuerdo con datos de Tonelli, antes de la crisis financiera global, la industria consumera local recibía hasta $ 1,00 bruto por kilogramo de "recupero", mientras que ahora no llega a recibir $ 0,50 por kilo.

“Si a estos valores, que son en bruto, le restamos los costos de producción, de esos $ 0,50 no quedan nada, hecho por el cual literalmente hoy la industria no recibe ningún valor por el recupero", explicó Tonelli.

Esta situación la termina pagando el productor ganadero al recibir un precio menor por su hacienda, dado que los industriales trasladan a los demás eslabones de la cadena la licuación de ingresos presente en su actividad.

Si bien la caída de la demanda de los productos derivados del cuero es real (se trata de bienes de lujo como carteras o zapatos de alto valor), Tonelli aseguró que parte del derrumbre del valor interno de los cueros también se explica en una histórica pelea que llevan adelante frigoríficos con curtiembres por el régimen vigente de exportación de cueros bovinos frescos.

En este contexto, Guillermo Maucel, directivo de Menendez & Echeguía, sostuvo a Infocampo que los valores internos del cuero fresco cayeron de manera brusca en los últimos meses a partir del congelamiento de la demanda internacional de productos derivados del insumo bovino.

"Hoy se puede llegar a pagar entre 2,20 y 2,70 $/kilo el cuero (fresco), con una fuerte tendecia a la baja", indicó Maucel. "Pero lo que nos preocupa altamente es la falta de oferta: hoy las pocas ventas que realizamos las hacemos con mucha dificultad y a plazos más largos", agregó.

En la industria curtidora temen que la actual situación genere despidos y cierres de empresas. “Ya estamos pensando en plantear algún tipo de reclamo que contenga alguna ayuda para los trabajadores del rubro”, dijo a Infocampo Walter Correa, titular del Sindicato de Obreros Curtidores de Capital y Gran Buenos Aires (SOC).

El valor del referencia del cuero fresco en el mercado uruguayo al 25 de octubre pasado era de 0,80 u$s/kg, mientras que un mes atrás era de 0,89 u$s/kg y dos meses atrás de 0,99 u$s/kg, según datos del Instituto Nacional de Carnes del vecino país (Inac).

Temas en esta nota

    Cargando...