Granos: precios a futuro tocan fondo

Por primera vez, desde 2002, cayó la operación de futuros de granos. La baja fue de un 60%. Este año, sólo el 17% de las cosecha se venderá por esa modalidad.

Por
08deNoviembrede2008a las08:08

Si bien la producción aumentó, este año los granos que se venderán en el mercado a futuro serán un 60% menos que los que operaban allí hace una década. El dato no es menor si a ello se añade que los precios siguen bajando.

La estadística señala que en 1999, el 44% de la cosecha de trigo, maíz, soja y girasol se negoció a través de posiciones futuras en el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba). Este año, el porcentaje operado en ese mercado será del 17%, según destacó en su edición de la fecha el diario especializado El Cronista.

La publicación recordó que hace una década, las ventas a futuro de los cuatro principales granos alcanzaron las 23 millones de toneladas, sobre 53 millones cosechadas. En 2008, en cambio, se recolectaron 88,3 millones de toneladas, pero lo operado en Matba no superará los 15 millones, según proyecciones de la consultora FyO.com, publicadas por el matutino.

Es la primera vez que descienden los volúmenes operados en el mercado a futuros desde la crisis de 2001. Tras la devaluación, Matba sólo operó 800.000 toneladas en 2002, y todos los años la cifra había aumentado hasta llegar a 17,8 millones de toneladas (el 20% de la cosecha) en 2007.

La baja se debe a los cuatro meses del conflicto entre el gobierno y los ruralistas: mientras estuvieron vigentes las retenciones móviles (que aumentaban en la misma medida que los precios) las ganancias de los productores se vieron recortadas, lo que desalentó a los operadores.

Además, a partir de mayo la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncaa) redujo los plazos de vigencia de los permisos de exportación, recortando el tiempo para el embarque.

A principios de año los alquileres de los campos y las compras de insumos se pagaron a precios récord, ya que los productores esperaban buenas cosechas y aún más subas de precios. Ahora que la cotización de los granos sigue bajando, deberán vender barato lo que pagaron muy caro.

Efecto serrucho
El primer corte brusco que tuvo la cobertura de futuros llegó en 2001, con la crisis política, económica y social que sufrió la Argentina. Luego de la devaluación, los mercados comenzaron a operar prácticamente desde cero, y el mercado de futuros de granos vivió una constante recuperación en términos de volumen operado, hasta 2007, cuando pasó por el Matba más del 20% de la cosecha.

Esta vez, el desánimo responde al menos a tres circunstancias. Una fue la vigencia de cuatro meses de la Resolución 125, norma que descontaba retenciones móviles al valor internacional de los granos y planteaba incertidumbre sobre el precio final de venta que desanimó a los operadores.

A ello se sumó que, a partir de mayo, la Oncca redujo el plazo de vigencia de los permisos de exportación (ROE Verde) recortando el tiempo entre su aprobación y el embarque.

Hasta hace

pocos meses, los operadores anticipaban mayores subas de precios de los granos. Por eso, la vuelta de timón de los valores internacionales llegó en el peor momento. En un año en el que los alquileres de los campos y las compras anticipadas de insumos se hicieron a valores récord, los productores y pooles de siembra venderán barato, estiman los analistas.

 

Temas en esta nota

    Cargando...